Asombro por llamada inapropiada

Asombro es lo que sintieron dos funcionarios actuales de la Casa Blanca, Alexander Vindman y Jennifer Williams, al conocer la “impropia” e “inusual” demanda a Ucrania del presidente estadounidense, Donald Trump, que ha desencadenado una investigación de juicio político contra él.
“Estaba preocupado por la llamada. Lo que escuché fue impropio. Fue inapropiado que el presidente de Estados Unidos exigiera a un Gobierno extranjero que investigara a un oponente político”, dijo Vindman, el principal experto en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, en inglés), en una audiencia pública en el marco de la investigación de la Cámara Baja de EE.UU. Vindman se refería a la llamada del pasado 25 de julio entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, en la que el mandatario estadounidense reclamó a Kiev que investigase al ex vicepresidente y ahora aspirante demócrata a la Presidencia, Joe Biden.
Ese es precisamente el punto de partida de las pesquisas en curso de la Cámara de Representantes, que buscan determinar si Trump bloqueó de manera intencional la entrega de ayuda militar de 400 millones de dólares a Ucrania para obtener una investigación sobre Biden y los negocios de su hijo Hunter en ese país.