Asonahores afirma impuesto
sería duro golpe para turismo

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/0360BB08-522E-457E-9193-E2514CE95B73.jpeg

POR SOILA PANIAGUA
La Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES) advirtió ayer que de aprobarse el proyecto de rectificación fiscal expuesto por el presidente Leonel Fernández, se le daría un “duro” golpe a ese sector, se dispararían sus costos y disminuiría su competitividad en los mercados internacionales.

ASONAHORES calificó como absurdo e irracional crear un impuesto exclusivo para este sector de un 5% a las habitaciones hoteleras para gravar la actividad productiva motor de la economía, como planteó el primer mandatario en su  discurso del pasado miércoles.

Un comunicado del comité ejecutivo la entidad recuerda que ese impuesto existió y que fue sustituido en 1998 mediante un acuerdo con el Estado, para gravar con el Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados, ITBIS, el paquete turístico todo incluido.

Agrega que la actividad hotelera no resiste nuevos impuestos y que un incremento de la carga pone en peligro la estabilidad del sector y lesiona gravemente su capacidad de competir.

Ayer, representantes del sector hotelero se reunieron por más de cinco horas discutiendo el impacto de un posible aumento de la carga impositiva a esa área productiva nacional.

“Esta es una pésima señal para el sector turismo y para la inversión local y extranjera”, indica el comunicado firmado por el comité ejecutivo de ASONAHORES.

Afirman que el nuevo impuesto del 5% no fue parte de los acuerdos del gobierno con el sector turismo en el año 2005.

“Además del 5% a las habitaciones todas las demás figuras impositivas citadas tocan a la industria”,   sostiene ASHONARES, tras poner como ejemplo el aumento del impuesto a las bebidas alcohólicas, que es un insumo del turismo.

También dice que los afecta el impuesto del 10% a las pólizas de seguros, porque el valor de los activos de una propiedad hotelera es tan alto que ese incremento significa sumas millonarias que afectarán los costos.

Además, el aumento del 100% al impuesto a la vivienda (IVSS) que provocará un encarecimiento en la República Dominicana como destino para el turismo residencial.

“Las autoridades y la clase política deben entender que la  actividad hotelera es una actividad competitividad globalizada  y su estructura impositiva provoca un crecimiento de los costos, nuestro producto pierde su espacio en los mercados”, explica el   documento.

Agrega que ni el gobierno ni los hoteleros locales tienen mecanismos para obligar a un turista o a una empresa extranjera que negocia con el país, a pagar impuestos que encarecen el producto por encima de lo que el mercado está dispuesto a pagar, por lo que el país perdería ese turismo.

“Nuestra realidad actual a corto y mediano plazo se basa en un producto hotelero bajo el sistema de operación todo incluido, el cual representa alrededor de un 90 de nuestra oferta hotelera y éste, sin lugar a dudas, atraviesa por una delicada situación y no resiste un incremento en su carga impositiva, ya que esta clase de producto va orientado a la clase media de los países desarrollados y encarecerlos aún mas podría colocarnos en desventaja comparativa con nuestros principales competidores del Caribe”, señala.