Asteroide sacó rocas “como gelatina” hace 66 millones años, según científicos

as

 México.– El impacto del asteroide que formó el cráter de Chicxulub hace 66 millones de años y causó la extinción de 75 % de las especies, incluidos los dinosaurios, provocó que rocas en el fondo de la corteza terrestre fluyeran como gelatina a la superficie y formaran montañas, dijeron hoy científicos mexicanos.

Científicos del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dieron a conocer los primeros resultados de la Expedición 364 al centro del cráter Chicxulub -donde existe un importante registro de la evolución de la Tierra y de la vida-, ubicado en la Península de Yucatán.

Jaime Urrutia Fucugauchi y Ligia Pérez Cruz explicaron que los resultados de la perforación del centro del cráter también abren una ventana a los estudios del Sistema Solar, pues la mayor parte de las superficies planetarias están marcadas por cráteres de impacto; un ejemplo cercano es la Luna.

Los resultados, dados a conocer recientemente en la prestigiosa revista Science, arrojan evidencias sobre la compleja dinámica de los impactos de asteroides.

El impacto y la extinción masiva que le siguió dieron paso a una diversificación de especies y al éxito de los mamíferos, entre ellos los primates y los humanos. Por ello, el efecto de esa colisión dejó una huella importante para la evolución de la vida.

Urrutia explicó que el cráter Chicxulub está en la plataforma carbonatada de Yucatán, en el Golfo de México, y mide alrededor de 200 kilómetros; está enterrado, cubierto por alrededor de un kilómetro de rocas y, por ello se encuentra muy bien preservado.