astrónomos descubren planeta similar a la Tierra

WASHINGTON (AP).– Por primera vez en la historia, los astrónomos han descubierto un planeta fuera de nuestro sistema solar que podría ser habitado por el hombre, con temperaturas similares a las terrestres, lo que fue descrito por los investigadores ayer, martes, como un gran paso en la búsqueda de vida en el universo.

El planeta tiene el tamaño adecuado para nuestra especie, podría tener agua en forma líquida y en términos galácticos está relativamente cerca, a unos 193 billones de kilómetros (120 billones de millas) de la Tierra. Sin embargo, la estrella que lo ilumina es una “enana roja’’, más pequeña, oscura y fría que nuestro Sol. 

Todavía hay mucho que se desconoce sobre el nuevo planeta, el cual podría resultar inhabitable una vez que se sepa más sobre él. Y hay quienes señalan que los requerimientos para habitabilidad de los científicos –un tamaño similar al de la Tierra, con temperaturas que permitirían mantener el agua en forma líquida–, contemplan en nuestro sistema solar a un cuerpo tan inhóspito como lo es el planeta Marte.  Sin embargo, es la primera vez que se encuentra un cuerpo fuera de nuestro sistema solar que cumple con esos requerimientos.

“Es un importante paso en la búsqueda de vida en el universo’’, dijo el astrónomo Michel Mayor, de la Universidad de Ginebra, uno de los 11 miembros del equipo europeo que encontró el planeta. “Es un buen descubrimiento, pero todavía tenemos muchas preguntas por responder’’.

   El descubrimiento no ha sido publicado aún, pero sus resultados han sido remitidos a la revista especializada Astronomy and Astrophysics.

   Alan Boss, quien trabaja para la Institución Carnegie en Washington, donde un equipo de astrónomos estadounidenses compitió por la búsqueda de un planeta similar a la Tierra, calificó el descubrimiento como “un importante avance en esta empresa’’.

   El planeta fue descubierto por el Observatorio Europeo del Sur en La Silla, Chile, el cual cuenta con un instrumento especial que separa el espectro lumínico para encontrar variaciones en el movimiento de las estrellas que podrían señalar la existencia de otros mundos.

   El instrumento detectó un planeta en órbita alrededor de la enana roja Gliese 581. Las estrellas de ese tipo son emisoras de baja energía y leve luz roja, que sin embargo tienen un promedio de vida mayor al de las que son similares a nuestro Sol. Hasta hace unos pocos años no se les consideraba como astros capaces de mantener planetas habitables.

   El descubrimiento del nuevo planeta, llamado 581 c, estimulará los estudios de planetas alrededor de otras estrellas poco luminosas. Cerca del 80% de las que se encuentran cerca de la Tierra son enanas rojas.

   El nuevo planeta es unas cinco veces más pesado que la Tierra. No se sabe si es rocoso o formado por hielo, con agua líquida en la superficie. Si es rocoso, como la Tierra, conforme espera la mayoría de sus descubridores, tendría un diámetro una y media veces mayor que nuestro planeta. Si es una bola de hielo, como piensa Mayor, sería incluso más grande.