¿Asunto de voluntad?

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/A8B76C0B-9A76-4969-9DA7-40E37BD5EEC8.jpeg

En el país hay muchos productores que han penetrado exitosamente a los mercados de consumo de los Estados Unidos y Europa.

Huelga decir que lo han logrado desde mucho antes de que se hablara de DR-CAFTA o pactos semejantes, enfrentándose a cargas arancelarias.

La razón de este logro es que esos productores estudiaron las condiciones de los mercados, adaptaron sus líneas de producción a los requisitos exigidos y se lanzaron a competir. Estaban dispuestos a ello.

Aunque les afectan ciertas condiciones adversas del país, como el costo e inestabilidad de la energía eléctrica, los altos precios de los combustibles y otros factores, se sobrepusieron a estas adversidades y son competidores exitosos.

En el país hay productores de aguacates, de mangos y otros renglones agrícolas a los que les va muy bien. Lo mismo puede decirse de quienes producen banano, cacao y hortalizas orgánicas.

El éxito de esta gente afectada por los mismos factores adversos que afectan a otros no ha sido casual, sino que se ha debido a la voluntad.

Los mercados generan demanda de bienes y servicios condicionados a normas específicas.

Los suplidores que se acogen a esas normas y hacen un adecuado trabajo de marketing, suelen obtener cuotas de participación y beneficios.

Es cierto que los factores adversos internos son un obstáculo. Nadie puede negar los efectos de la crisis energética y los precios de los combustibles sobre los costos de producción, pero tampoco se puede negar que el más grave de los males es la falta de eficiencia.

-II-

Cuando los productores agropecuarios expresan temores por la inminente vigencia del DR-CAFTA hay que comprender que se refieren a la incidencia de los factores adversos locales en función de las condiciones ventajosas de productores de otros países, a los que habrán de enfrentarse en el mismo ruedo.

Pero los productores de banano orgánico, aguacate, cacao y otros renglones que se han abierto paso en los mercados de Estados Unidos y Europa están también en este país que anida las adversidades señaladas. ¿Cómo han logrado librarse de sus efectos?

La realidad es que si el país quedaba fuera del DR-CAFTA, sencillamente perdería la tajada del mercado estadounidense que ahora disfruta, y la aprovecharían los centroamericanos. Se trata de pautas trazadas por la globalización del comercio, por una realidad de la que no podemos sustraernos.

Quizás la mejor forma de afrontar esta situación es ver cómo se pueden aprovecharse las ventajas y oportunidades que pone el DR-CAFTA al alcance de los países que lo han suscrito.

Los productores locales tienen que prepararse, no solamente para competir en el mercado estadounidense, sino también en el plano interno, pues las oportunidades operan de manera multilateral y las ventajas que tendremos en Estados Unidos o Centroamérica las tendrán los estadounidenses y centroamericanos en nuestro país.  Se trata de reciprocidades con las que tenemos que aprender a lidiar.

Más que temores y malos augurios, los productores locales deberían levantar la voluntad de aprovechar ventajas y vencer las adversidades locales. Ya otros las han vencido.