Atacado por una aguda crisis 
El boxeo profesional de RD sigue en “la olla”

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/ACDC84CD-04C4-475F-AFCB-E60FDDE62FB0.jpeg

Por CARLOS NINA GOMEZ
El boxeo profesional de República Dominicana sigue atacado por una seria crisis…¡pero este deporte no tiene dolientes!.

Es lo que continúan exponiendo analistas del boxeo local al observar el tétrico paranorama que abate a esta disciplina.

Dicen que, pese a que el país tiene un campeón mundial (Joan Guzmán), “no hay forma de que aquí se respire aire de optimismo”.

Vale decir, agregan, que no hay esperanza, en lo inmediato, de que Santo Domingo -como algunos- al fin se convierta en una plaza.”

Una plaza que permita que Santo Domingo no sólo pueda presentar atractivas carteleras, en las que participen estelares púgiles dominicanos y extranjeros, sino que motiven a quienes se consideran “promotores”.

No obstante, los mismos analistas aseguran que en el país no hay reales promotores, “más bien son presentadores de modestos programas”.

La reciente conquista de un nuevo título del mundo, que logró Joan Guzmán el pasasdo 16 de septiembre, llevó alegría a los fervientes fanáticos del llamado deporte de los puños enguantados.

Pero alegría no sólo por la contundente victoria del popular gladiador criolo, que capturó el cetro ligero júnior (130 libras) al vencer al argentino Jorge Rodrigo Barrios, sino porque este triunfo sería un elemento que despertaría el interés de algunos empresarios locales para dar protección (financiera) a programas boxísticos.

Sin embargo, a casi dos meses del éxito de Guzmán, no se vislumbra el esperado despertar del boxeo…¡de que Santo Domingo pase a ser una plaza del boxeo en América Latina y el área del Caribe!.

 ¿Y qué de los gimnasios?

Los analistas también señalan que la falta de gimnasios, en los que deben de realizar ajustados entrenamientos los boxeadores criollos, es el “más grave problema”.

Un problema, precisan, que sigue latente y que no encuentra la tan anhelada solución.

Si un boxeador no tiene tiene un espacio -un buen gimnasio- donde pueda prepararse, anque tenga talento, excelentes condiciones físicas y por demás la más alta eficiencia, prácticamente nunca tendrá la oportunidad de ver cristalizado su propósito, dicen los oabservadores deportivos.

Es la realidad que viven, desde hace muchos años, los púgiles dominicanos…no encuentrran en su país un buen gimnasio por lo que se ven obligados a emigrar. Y hasta ser objeto de trampas, en el mismo ambiente de su preparación física, organizadas por padrinos y mafiosos al servicio del peleador que va a contender con el nativo de la patria dominicana.

Señalan, asimismo, el gimnasio Miguelito Rueda, que hace bastante tiempo está en un estado de completo deterioro y que está bajo la dirección técnica del ex boxeador Antonio -Kid Can- Cruz, es lo único que tiene Santo Domingo, y se puede decir, el país, para la preparación de los pugilistas quisqueyanos.

El gimnasio Miguelito Rueda, que siempre ha sido propiedad del doctor Ramón Pina Acevedo -ex Comisionado Nacional de Boxeo- continúa siendo “refugio” de los boxeadores dominicanos.

“El boxeo es un deporte maravillloso, que le ha dado brillo a República Dominicana.

Por lo tanto vamos a proteger a esta disciplina.Tenemos que llenar todo el país de gimnasios de boxeo para que los boxeadores dominicanos puedan tener dónde practicar y de esa manera tenganla oportunidad de ser campeones mundiales”, llegó a decir un ex funcionario deportivo del país.

 Pero esas palabras huecas se quedaron en la tinta de los diarios…Iporque nunca se materializó la falsa promesa!.

 Tanto boxeadores como promotores, entrenadores y apoderados de pugilistas no se cansan en repetir esta frase: “ El boxeo profesional y aficionado de República Dominicana, en pleno siglo XXI, sigue huérfano de gimnasios.

Pero, ¿alguna esperanza?

Pese al grave problema que abate al boxeo dominicano y a sus boxeadores profesionales, ¿todavía hay alguna esperanza para que este deporte encuentre un padrino que se conduela y que, aliado al Estado, dé el respaldo que pueda ocasionar sacar de la crisis a esta disciplina?

¿Qué hacer entonces para que el boxeo de República Dominicana tenga su espacio y los púgiles puedan, como manda la decencia atlética, desarrolar sus carreras?

Estas y otras interrogantes -subrayan los analistas- esperan urgentes respuestas…pero respuestas contundentes, sinceras y alejadas de la demagogia deportiva.

Dicen que el secretario de Deportes, Felipe Payano, se ha mostrado receptivo ante el reclamo de que al boxeo, que ha parido 13 campeones mundiales, se le busque un espacio que les permita a sus pugilistas desarrollarse, para así poder el canzar sus grandes objetivos.

Que se construyan gimnasios, aunque sean modestos, para que de esa manera se pueda concretar el pedido de los boxeadores, entrenadores, apoderados y promotores.

Argumentan que si finalmente Joan Guzmán hace en el paísr, como se espera, la primera defensa de su corona mundial, “esto podría ser el comienzo del despertar del boxeo dominicano”.

Por lo menos, subrayan, el país podría comenzar a verse como una nación donde el boxeo pueda ganar respeto a nivel internacional.