Ateneo reconoce personalidades

http://hoy.com.do/image/article/672/460x390/0/CA5FD97C-56FF-44F0-9ED1-C5E7DEED3105.jpeg

El Ateneo Dominicano celebró anoche su duodécima Cena de Confraternidad Ateneísta y  reconoció a siete personalidades por sus grandes aportes en el campo político, social y cultural. Los  reconocidos fueron el doctor Julio César Castaños Guzmán, la historiadora Mu-Kien Adriana Sang Ben, el presidente de la Cámara de Diputados, Abel Rodríguez; el empresario José Luis Corripio Estrada (Pepín), la periodista Nuria Piera, el empresario Rafael Perelló y el poeta Mateo Morrison.

Además fue premiado el mexicano Arturo Azuela Arriaga, quien recibió el reconocimiento internacional Pedro Henríquez Ureña.

 En su discurso, el presidente del Ateneo, Henry Mejía,  exhortó a todos los artistas e intelectuales dominicanos, a los amantes del progreso y a la juventud a que se integren al Ateneo para luchar juntos y cumplir la tarea de borrar la ignorancia y acabar con la inercia que están socavando los valores culturales y que puedan, incluso, poner en peligro la identidad.

Agradecimientos.  Al dar las gracias, la historiadora Sang Ben dijo que durante su trabajo ha aprendido a descubrir horrores, errores y triunfos en la historia dominicana, pero que aún no hemos aprendido.

Mientras que Julio César Castaños consideró que premios como ese hacen que se sienta más comprometido con el país. “Soy abogado, estoy rodeado de abogados, doy abogado de los pies a la cabeza. La perspectiva del servicio hacia este país, de alguna manera tiene que cambiar, ya está bueno de estar pidiendo cosas para nosotros, privilegios y ventajas, vamos a ponernos en aptitud de ver en qué nosotros podemos ayudar”, dijo.

En tanto que Nuria Piera agradeció el reconocimiento del Ateneo Dominicano, entidad que también la reconoció en el pasado.

“Gracias al Ateneo porque nuevamente me reconoce. Estoy aquí con gente querida y personas que son muy innovadoras, lo que debemos tener todos”, dijo.

 También agradecieron. Al recibir su reconocimiento, Corripio dijo: “Estoy recibiendo un reconocimiento a nombre de toda la familia. Nunca pensé que este reconocimiento se lo darían a empresarios, sino a literatos solamente, pero los tiempos han cambiado y a los empresarios también se les tiene en cuenta”.

En tanto que Abel Martínez y el empresario Rafael Perelló fueron más tímidos al hablar. “Recibo este reconocimiento en nombre de mi familia y muchas gracias a todos, si me pongo a competir con todos estos picos de oro voy a perder”, dijo Perelló.

 En tanto que Arturo Azuela agradeció el premio que lleva el nombre del humanista Pedro Henríquez Ureña   y recordó los vínculos de su abuelo y su padre con el dominicano, a quien dijo  lloraron cuando murió.