Atentados dejan 56 muertos y más 200 heridos en Irak

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/385E7701-19FD-4630-847A-A148D7071EAB.jpeg

BAGDAD. AFP. Varios atentados y actos de violencia dejaron el lunes en Irak al menos 56 muertos y más de 200 heridos, tras un período de relativa estabilidad, incitando a Washington a llamar a la calma y a la determinación de los iraquíes.

En Bagdad, tres atentados suicidas perpetrados por mujeres dejaron al menos 25 muertos y 70 heridos entre centenares de miles de peregrinos chiitas que se dirigían al barrio de Kadhimiya, en el norte de la capital, para participar en una de las fiestas más importantes del islam chiita, indicaron responsables de los servicios de seguridad.

Los tres atentados, que se produjeron entre las 07H00 (04H00 GMT) y las 08H00 (05H00 GMT) se produjeron al inicio de una semana de celebraciones con motivo del aniversario de la muerte del imán Musa al Kadhim, envenenado en 799 en Bagdad por el califa Harun al Rashid.  Pocas horas más tarde, “al menos 11 personas murieron y 54 resultaron heridas cuando un suicida hizo estallar un cinturón de explosivos entre manifestantes kurdos en el centro de Kirkuk”, según indicó Salam Zankana, comandante de la policía de esta ciudad a 250 km al norte de Bagdad,

Tras la explosión se registró un movimiento de pánico y se dispararon varios tiros que causaron 16 muertos y más de 72 heridos, agregó.  Los kurdos manifestaban contra un proyecto de ley electoral sobre el reparto de poder entre las comunidades kurdas, árabes y turcomanas en la rica región petrolera de Kirkuk.  Por otra parte, cuatro personas murieron cuando una bomba de fabricación casera estalló al paso de su vehículo en Baquba.

Zoom

Extreman la seguridad
En Bagdad, las autoridades esperan la llegada de hasta un millón de fieles en la mezquita de Kadhimiya, donde se encuentra el mausoleo del imán Musa al Kadhim. Cinco mil policías y militares fueron desplegados en Kadhimiya. Los soldados acordonaron el sector, cortando el tránsito de automóviles, mientras que los peatones -especialmente las mujeres- eran sometidos a estrictos controles de seguridad.  El ministro británico de Relaciones Exteriores David Miliband condenó unos atentados “cobardes y criminales”, y reafirmó el apoyo de su país al gobierno iraquí en sus esfuerzos por instaurar “un país independiente, próspero y democrático sin violencia terrorista”.