Atentados y gazapos contra nuestra lengua

http://hoy.com.do/image/article/834/460x390/0/DC4A78E3-A8AB-4614-A56B-006B7727101D.jpeg

Como una vez escuché al profesor Corpito Pérez expresar de un comunicador radial “hasta hablando comete faltas de ortografía”, he participado en encuentros en donde no me han faltado las ganas de repetir esa irónica e hiriente frase para aquellos que no vacilan en soltar un disparate sin el menor rubor. Veamos.

   He oído en muchas ocasiones, economistas, profesores y entrevistadores en televisión y escrito en periódicos la frase “erario público”.  Por favor, deben decir únicamente erario ya que esta palabra  significa de por sí el tesoro público de la República y de cualquier institución semejante.

   La palabra que posiblemente se utilice de manera repetitiva más incorrectamente es “evento”.  Se supone que algo eventual, todavía no ha pasado, por lo tanto, todos aquellos que expresan en este evento,  deberían decir, encuentro, acto, seminario, taller, etc.

   En una entrega de hace un tiempo, escribí que nuestro más alto tribunal no debería denominarse “Suprema Corte de Justicia”, sino Corte Suprema de Justicia para liberarnos de la acepción inglesa de Supreme Court of Justice.

   Al dominicano, sobre todo al campesino le encanta ponerle alguna letra antes de algunas palabras.  Ejemplo: alagarto; alevántate; arrascar; agolpeado; afusilar; abalearon; así como poner más letras de las necesarias:  cafetalero por cafetero, cacaotalero por cacaotero.

   Hay escritores que al parecer no acaban de entender que no es con “diente” cuando expresan tendiente por tendente.  Asimismo, confunden y ordenan: “párate”, en lugar de decir “ponte de pie”, ya que parado significa detenido y además agregan van a concurrir cuando en realidad lo que desean expresar es que van a comparecer y a seguidas exclaman: “ese va a lamber” por lamer.

  Los que han estudiado en países de habla inglesa utilizan la palabra “retaliación”, por que al parecer olvidan que en español se dice “represalia”, pero  en nuestro medio creemos que el esnobismo “distingue”.  Por eso dicen “parqueo” y no “estacionamiento”, y si se refieren a una oportunidad o suerte dicen “dame un chance”; o comúnmente “chequéame el aceite” por revisar o verificar.  En ese tenor, estos escriben “garage” por “garaje” como se escribe en nuestro idioma.

   Un verbo cuya conjugación resulta  chocante y disparatada es cuando se afirma: “hubieron” muchos.  Y por que no decir correctamente, “hubo” muchos.

    En una reunión reciente, y no voy a mencionar su nombre escuché, vamos a cambiar los “aires acondicionados”.  Simplemente le señalé que el aire siempre está acondicionado, lo que se necesitaban cambiar eran los “acondicionadores de aire”.  Este gazapo también va dedicado a un anuncio de un importante banco que afirma, que ahorrando se pueden comprar “aires acondicionados”.  Mi pregunta es ¿Dónde los venden?

   Los castizos de nuestra tierra no dicen “le rompieron el pescuezo”, para ellos lo correcto y tiene mayor  contundencia es afirmar: “le partieron el cocote”.

    Hemos notado con bastante asiduidad que muchos escritores utilizan la frase “a través de” como si estuvieran atravesando algo en lugar de decir “por medio de o por intermedio de”.  Escribiendo de esta última manera Ud. se queda de este lado y no tiene que atravesar nada.

   Nuestra oficina queda en un barrio o ensanche donde existió una pequeña finca perteneciente a la familia Gascue.  Hoy en día, parece que es más aristocrático y sobre todo digno de un alto grado de cursilería, escribirlo con z en lugar de s como debe ser; pero para no incurrir en una “confrontación” que en correcto español es un enfrentamiento y también por motivo de espacio debo no referirme a otras transgresiones y yerros contra nuestro idioma, sólo  enunciaré uno que me lo tienen guardado.

   En varias ocasiones -que recuerde en mi última entrega- he escrito “MUTUO PROPRIO”, locución latina escrita correctamente.  Sin embargo, el corrector de pruebas del periódico se ha empecinado en cambiarla por MUTUO PROPIO.  A decir verdad, es lo mismo, pero en mi caso no quisiera pasar por un Funcional tal y como lo describe la UNESCO.  Por eso, en esta oportunidad tenemos la seguridad de que no será cambiada.