Atrapados en los recovecos de los intereses políticos

Atrapados en los recovecos de los intereses políticos

Fabio Herrera Miniño.

Los grandes proyectos de ingeniería que el Gobierno lleva a cabo en la región Sur del país atraviesan dificultades económicas y de diseño muy serias que atrasan su terminación y su puesta en funcionamiento en un breve plazo.

La avenida de circunvalación de Baní y la presa de Monte Grande en avanzado estado final de construcción de repente se han quedado atascadas cuando la inyección de dinero se atrasa y asume el clásico sistema de adendums, papeleos aprobaciones, etc. Son obstáculos que impiden un avance de los trabajos por la magnitud de la inversión faltante.

La presa de Montegrande, con tantos tropiezos desde que estaba en las computadores de diseño, ha llegado al punto que debe pensarse en como llenar el embalse sin los traumas que ocasionará a la población que será desplazada y llevada a nuevas poblaciones las cuales ya han sido construidas casi en su totalidad. De todas maneras oiremos las quejas de los desplazados y de los que sabiamente se agregan para tener un nuevo techo que le permita salir de sus humildes y polvorientes ranchos de los áridos campos de la zona que ahora van a ser inundados por las aguas represadas del rio Yaque del Sur.

Puede leer: El agua cobra los errores a los humanos por su uso incorrecto

Monte Grande es un proyecto muy ambicioso y con innovaciones técnicas que han sido un desafío para los ingenieros y desde donde saldrán las aguas que alimentarán con canales a ambos lados de la presa. Un ramal iría hacia el norte para alimentar la zona de Vicente Noble, Tamayo y las llanuras de Neiba. Esta es la zona que ya posee desde inicios del siglo XX una estructura para el riego, esto aprovecharía las obras existentes para intentar llevar el agua hasta Galván. El ramal sur del canal sería para irrigar Jaquimeyes hasta Barahona y reforzar la laguna de Rincón. Es una zona que el agua completaría la fertilidad de los terrenos por estar preparado para ser irrigadas adecuadamente.

El abastecimiento de agua potable toda la región de Monte Grande va a requerir una buena consideración de planificación de manera que la amplia zona reciba el agua que podría considerarse se llevarla hasta Neiba y Duvergé casi fuera de la influencia de la presa pero posee la excelente agua del rio Las Damas del cual se extrae el agua para la incansable turbina de la hidroeléctrica colocada al pie de la caída de 324 metros desde Puerto Escondido hasta la orilla de Duvergé.

Mientras avanza Monte Grande la circunvalación a Baní se han encallado cuando la magnitud del puente sobre el río Baní supera todo lo que originalmente se había planificado pero ahora enfrentan un manto de terreno de aluvión de difícil penetración en que se necesitaría algo mas que hincar pilotes de bastante longitud y lograr la adherencia que requieren este tipo de solución técnica. Todo eso ha paralizado el proyecto en que los terraplenes y relleno compactado dan un perfil muy prometedor de la avenida pero ha dejado a los banilejos con los trajes de gala listos para estrenarlos mientras los diversos puentes no han sido iniciados.

De seguro se está a la espera de un nuevo aumento del costo de la obra para que su valor se eleve por encima de los cinco mil millones de pesos.

Publicaciones Relacionadas