Atribuye a Vargas vínculos Gobierno

Héctor Guzmán, vocero del expresidente Hipólito Mejía,  reiteró ayer  que Miguel Vargas fue a la Junta Central Electoral (JCE) a darle apoyo  al presidente de ese organismo porque sabe que el 5 de septiembre se va a conocer el informe de las elecciones pasadas en el Consejo de la Organización de Estados Americanos (OEA)  y que  los informes depositados por Mejía  denunciando las irregularidades comiciales han tenido su repercusión ante la OEA y generado serios cuestionamientos a la JCE.

Condenó que Vargas, en todo el tiempo transcurrido después de las elecciones del 20 de mayo, no haya hecho referencia al uso abusivo de los recursos del Estado en la pasada campaña electoral.

Refirió que, en el 2008,  Vargas perdió las elecciones por cerca de 14 puntos de diferencia de Leonel Fernández y denunció que el Gobierno surgido de esas elecciones era ilegítimo por el uso abusivo de los recursos del Estado.

Calificó de irrespeto a la familia perredeísta que  “el presidente suspendido”, Miguel Vargas, visite la JCE en compañía de un “supuesto delegado del PRD de nombre José Miguel Vásquez, designado administrativamente, en violación a los estatutos del partido.

Calificó de grave que Vásquez, quien no es miembro del PRD, actuara ante el Tribunal Superior Electoral (TSE) como abogado en defensa del Partido Cívico Renovador, defendiendo los intereses de la candidatura del Gobierno.

“Todo este comportamiento del presidente suspendido lo que pone en evidencia, una vez más, es su confabulación y compromiso con  el Gobierno de Leonel Fernández y el presidente de la JCE, en contra de los miles y miles de perredeístas que, con la esperanza de conseguir un empleo, una oportunidad para mejorar sus condiciones de vida, arriesgaron todo hasta su vida en las pasada campaña”, dijo.