Aumenta presión para que dimita el gobernador de Puerto Rico tras escándalo

Aumenta presión para que dimita el gobernador de Puerto Rico tras escándalo

Ricardo Rosselló.

Las presiones aumentan en Puerto Rico para que renuncie a su puesto el gobernador Ricardo Rosselló tras la revelación del contenido de un chat con comentarios homofóbicos, insultos e incluso bromas sobre los muertos por el huracán María.

Este lunes el gobernador ha advertido de que no lo hará y que tomará las decisiones que a su juicio “sean mejores” para Puerto Rico, un Estado libre asociado a EE.UU.

En su primera entrevista tras la publicación del contenido del chat, Rosselló también quiso dejar claro, a través de la emisora Nación Z, que tras evaluar y analizar la situación creada ha concluido que no ha cometido ningún delito con las expresiones que aparecen en el mismo.

“Ninguna de esa información era privilegiada o confidencial”, remarcó. “Es bien fuerte ver cómo pude caer en eso. Todos estamos golpeados. Yo estoy golpeado, lo reconozco, pero me tengo que levantar”, subrayó, para añadir que lo mejor ante la situación es “seguir trabajando».

En relación a la sustitución de algunos de los participantes en el chat, a quienes destituyó este sábado, como el exsecretario de Estado Luis Rivera, y el antiguo director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) Christian Sobrino, reveló que busca a sus sustitutos.

La crisis política que vive la isla llega en su peor momento, inmersa en una quiebra y aún recuperándose del huracán María, casi dos años después. Una recuperación para la que precisa fondos de Estados Unidos pero los escándalos, tal y como afirmó este sábado la representante de Puerto Rico en la Cámara de Representantes de EE.UU.

Jenniffer González (también objeto de burla en el chat), ponen una “sombra» sobre los mismos. El presidente de la patronal Centro Unido de Detallistas (CUD), Jorge Argüelles, indicó que está sumamente preocupado con el impacto que toda esta vorágine de sucesos tendrá en el desarrollo económico del país, más allá de consideraciones políticas.

Por su parte, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín, dijo que el escándalo, denominado “Telegramgate” -ya que el chat se hizo en la aplicación Telegram- o RickyLeaks, solo va a generar más desconfianza de EE.UU.

La presión para que dimita aumenta cada día, ya sea a través de sus propios compañeros de partido que le han dejado solo, como a través de las protestas, casi diarias y en momentos violentas, para pedir su renuncia, o rostros conocidos de la isla como Bad Bunny, Ricky Martin y Residente (ex Calle 13), quien, incluso, le avisó que si “no renuncia ahora, lo vamos a sacar». “Voy a bajar pa’ la isla y me gustaría verlos conmigo y con los que ya salieron pa’ la calle!! Esta gente piensa que tenemos miedo y vamos a demostrarle que están bien equivocados!! Vamos pa’ encima puñeta!!!”, afirma Bad Bunny en su cuenta de Twitter. René Pérez dijo por su parte que “este Gobierno ya perdió el respeto de todo un país.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas