Aumento de precios es buena noticia en Japón

JAPON-ECONOMIA

TOKIO. AP. La tasa inflacionaria de Japón, excluyendo alimentos y energéticos, aumentó un 0,3% en octubre respecto al mismo mes del año anterior, la mayor alza desde 1998, informaron el viernes autoridades. El aumento de precios a los bienes y servicios al consumidor, junto con un aumento de la producción industrial, es una buena noticia para el país, tras una larga lucha contra la deflación.

Sin embargo, el gasto de las familias se mantuvo tibio en octubre, pues los ingresos cayeron respecto al mismo mes del año anterior.

Las autoridades dieron a conocer varios indicadores que muestran que la política monetaria ultraflexible y la estrategia de estímulo del primer ministro Shinzo Abe está ayudando a poner fin a una prolongada deflación en la tercera economía más fuerte del mundo.

La producción industrial subió un 0,5% en octubre, el segundo mes consecutivo de aumento, impulsada por un incremento en la producción de maquinaria usada para fabricar chips de computadoras y otros productos industriales, plásticos y teléfonos celulares.

El gobierno precisó que el índice de precios al consumidor, sin incluir en los cálculos los costos de alimentos, subió un 0,9% en octubre respecto al año anterior. Si se incluyen tanto los alimentos como los energéticos, los precios al menudeo subieron un 1,1%.

La tasa de desempleo de Japón se mantuvo estable en octubre, aunque el número de empleos disponibles aumentó ligeramente.

Se esperan más avances en noviembre, impulsados por la fortaleza en los sectores de construcción de viviendas y las exportaciones.

“Las condiciones de negocio en la economía manufacturera japonesa mejoraron por noveno mes consecutivo y a un ritmo más rápido en noviembre, impulsadas en su mayor parte por una expansión de la demanda externa e interna”, dijo Claudia Tillbrooke, economista de la firma Markit.

El Índice de gerentes de compras de Markit, que mide la actividad manufacturera, subió a 55,1 puntos en noviembre frente a los 54,2 de octubre. Una lectura por encima de 50 unidades indica expansión.

El gobierno y el banco central se han fijado el objetivo de alcanzar una tasa de inflación del 2% en dos años. Hasta ahora, los economistas dicen que la mayor parte del aumento de los precios es consecuencia de un debilitamiento del yen japonés, que erosiona el poder adquisitivo de los consumidores y aumenta los costos, en términos de yenes, de bienes y servicios importados, como combustible, alimentos y componentes industriales.

Para mantener la recuperación que inició a finales del año pasado, los economistas dicen que las empresas deben invertir más y aumentar los salarios, pero el avance hacia ambos objetivos parece limitado.

Los ingresos de los trabajadores cayeron un promedio de 1,3% en octubre. El gasto de las familias, que representa casi dos tercios de la actividad económica de Japón, subió un 0,9% en términos reales, pero no mostró ningún incremento respecto al mes anterior. Excluyendo los gastos de vivienda, el gasto cayó un 1,5% respecto al mes anterior y cayó un 0,3% desde septiembre.