Aumí Guerra logra plata en boliche y el voleibol gana bronce

26_07_2015 HOY_DOMINGO_260715_ Deportes5 B

La destacada atleta Aumí Guerra, logró la medalla de plata en la rama femenina en boliche, mientras que la selección de voleibol, se llevó el bronce para la República Dominicana, en los Juegos Panamericanos Toronto 2015, que finaliza hoy con una clausura para los atletas participantes.

Guerra, quien tiene en su libro de records ha ganado dos medallas de oro en competencias mundiales y ayer alcanzó la séptima presea de plata para los dominicanos, al perder en un emocionante partido frente a la norteamericana Shamon Pluhowsky por 223 a 212, en el juego.

Su compatriota Liz Jhonson y la colombiana Rocío Restrepo se conformaron con las medallas de bronce. Al finalizar el juego por el oro, se llevó a cabo la premiación, donde Aumí, dedicó su triunfo al pueblo dominicano y a sus compañeros del Sebelén Bowling Center, el lugar donde se formó como bolichera.

“Este es un triunfo del pueblo dominicano”, dijo Aumí, que ganó plata

Voleibol regresa al podium y vence a PR

La República Dominicana conquistó la medalla de bronce en el Torneo de Voleibol Femenino de los Juegos Panamaericanos tras vencer reñidamente tres sets por uno a Puerto Rico (2522, 25-22, 22-25 y 25-21). Puerto Rico no contó con la jugadora Sheila Ocasio, quien dio positivo en esteroides, ante del juego.

Es la segunda medalla que consigue el sexteto dominicano en últimos cuatro Juegos Panamericanos. Ganó oro en los Panam 2003 en Santo Domingo y estuvo fuera del podium en los eventos de Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011.

Cuatro jugadoras dominicanas consiguieron dobles dígitos en anotación enel partido. Annerys Valdez se fue con 13 puntos, Brayelin Martínez con 12, mientras que Priscila Rivera y Gina Mambrú marcaron 10 cada una.

Los dos primeros parciales fueron dominados por las dominicanas, gracias a un buen ataque combinado de Brayelin Martínez, Priscila Rivera y Gina Mambrú.

Nueva vez, la libero criolla, Brenda Castillo montó un show defensivo que fue disfrutado por los miles de fanáticos que presenciaron el juego , en los Panam.

En el tercero, Puerto Rico reaccionó con Ocasio y Aury Cruz y aprovecharon algunos errores defensivos de las dominicanas y provocaron un cuarto parcial.

En este, el juego se mantuvo parejo, hasta que Puerto Rico tomó ventaja de 21-17 con remates de Ocasio y Cruz.

Fue ahí cuando vino un “rally ofensivo” de Dominicana que viró el marcador y lo puso 23-21 con fuertes remates de Priscila Rivera y Yonkaira Peña, quien consiguió los últimos dos puntos para la victoria y el bronce con dos potentes remates, en el juego.

Jugadoras feclices

La dominicana Bethania de la Cruz dijo que a pesar de haber perdido el tercer set lograron mantener la “gran motivación” con la que entraron al juego y eso fue clave, junto con la “unidad del equipo”, para remontar el cuarto parcial, en el que iban 17-21 abajo.

En el cuarto y definitivo set, el esfuerzo de las de Puerto Rico se quedó corto.

A la potencia de las dominicanas, especialmente de las dos torres del seleccionado Annerys Vargas (1,96 metros) y Brayeli Martínez (2,01 metros), se sumó la pérdida de concentración de las puertorriqueñas ante varias decisiones arbitrales controvertidas.

El resultado fue la victoria dominicana por 25-21 en 34 minutos, decantando el bronce para las de la isla de La Española.

De la Cruz reconoció que aunque vinieron por la medalla de oro a estos Juegos, aseguró que se van “muy felices” con el bronce.

Su compañera Prisilla Rivera destacó que gracias a que “ajustaron el contraataque” al final del partido sacaron el partido adelante. Cuestionada sobre el parcial de 8-0 que endosaron a las puertorriqueñas y les dio la victoria final, Rivera indicó que los “equipos que tienen ambición de ser grandes logran hacer ese tipo de ‘rallies’ y esa es nuestra ambición y creo que vamos por el buen camino”.

Las jugadoras dominicanas fueron felicitadas por los dirigentes deportivos y por una gran cantidad de fanáticos dominicanos que asistieron para ver el juego de las quisqueyanas contra las boricuas, que han creado una rivalidad.