Aun con pocos ingresos sí se puede lograr la estabilidad

21_03_2016 HOY_LUNES_210316_ Economía4 E

Los pocos ingresos que percibe una familia o una persona no son una excusa para no lograr estabilidad económica, ya que la clave para alcanzarlo es la organización, el ahorro y el manejo del crédito.

Estos son los consejos de la mexicana Sonia Sánchez-Escuer, comunicadora social con especialidad en finanzas personales, quien resaltó que la idea general de las personas es pensar que si se tienen dificultades económicas es porque no se gana suficiente, pero el problema no es ese, sino cómo se administra el dinero que se gana.

“Quiero ganar mucho dinero y una vez tenga ese dinero todos mis problemas se solucionan. No es así, pues en muchas ocasiones cuando llega la abundancia los problemas crecen. El éxito económico y financiero depende de qué hacemos con el dinero una vez que llega a nuestras manos, sin importar su cantidad”, destacó Sánchez-Escuer, quien fue invitada por el Banco Central para dictar la conferencia “Alcanzar la estabilidad financiera sin importar cuánto ganas”, en el marco de la III Semana Económica y Financiera.

Afirmó que aun con bajos ingresos sí se puede lograr la estabilidad y luego crecer e invertir. El truco consiste en administrar el dinero y alinear las metas con los ingresos.

Expuso que los cinco pilares de las finanzas personales son: organización, ahorro y manejo adecuado del crédito, y cuando se logran estas tres sí se puede ganar más e invertir.

Explicó que lo primero es la organización, para lo cual recomienda llevar un registro de gastos y establecer un presupuesto. Además, se deben establecer metas que es lo que da sentido a tener un presupuesto y alinearlas al dinero que se gana.

El segundo punto es el ahorro y el tercero es el manejo adecuado del crédito.
Sánchez-Escuer entiende que registrar los gastos es importante, pues se puede evaluar que se gasta dinero en cosas que no importan o innecesarias y cuando estas se eliminan se lleva ese dinero al ahorro y es algo que puede hacerse sin realizar un sacrificio. “La idea es ahorrar sin que te sacrifiques. Es aprender a ahorrar eliminando estas cosas que no te importan”, dijo.

En cuanto al crédito, apuntó que lo habitual es usarlo para gastos. Sin embargo, este debe ser una palanca para crecer y no para comprar ropas o regalos, sino para cosas que te pueden dar más dinero, como por ejemplo comprar una computadora que te permita trabajar.

“Lo común es usar la tarjeta de crédito para esa quincena que no llegamos, pero se vuelve un círculo vicioso pues se estará siempre en lo mismo y cada vez la brecha entre tu dinero y el día de pago se hará más grande”, dijo.

Sánchez-Escuer es autora de los libros “Diario de una oveja financiera” y “Apuntes de una oveja “freelancera”. Es colaboradora de las revistas Expansión, Runner’s World y El inversionista.