Aunque 80% encuestados piensa la mujer debe
participar en política, solo 60% le ve capacidad

Por MARIEN ARISTY CAPITAN
Aunque ocho de cada diez dominicanos entiende que la mujer debe participar más en la política, la sociedad aún no está convencida de que tenga las condiciones necesarias para ejercer el poder: el 62.5% entiende que las mujeres le inspiran la misma confianza que los hombres, mientras que el 60.2% señala que tienen por lo menos la misma capacidad que ellos para gobernar.

Respecto a las cuotas de participación que deben alcanzar las mujeres, el 77% cree que deben ser iguales que las de los hombres, según lo establece la “Encuesta de Opinión Pública de América Latina (LAPOP, por sus siglas en inglés)”.

Comparando estos índices con los del 2004, la encuesta establece que la gente tiene mayor confianza en las mujeres pero cree menos en su capacidad: en aquel momento el 57.7% sostenía que las mujeres le inspiraban la misma confianza que los hombres como candidatos, mientras que el 62.2% decía que tenía al menos la misma capacidad que el hombre para gobernar. Respecto a la participación, en el 2004 el 75.9% de los dominicanos entendía que las mujeres debían participar más en la política y el 73.3% decía que esa participación debía ser igual que la de los hombres.

Otro punto destacable en cuanto a este apoyo, es que hay diferencias en torno al género: las mujeres apoyan más la participación de las mujeres en la política que los hombres, tal como indican Rosario Espinal y Jana Morgan en el libro “Cultura Política de la Democracia en República Dominicana: 2006”.

El volumen, en el que se recogen los resultados de la encuesta, indica que el promedio de apoyo a la participación de las mujeres es de un 3.3 en los hombres y de un 3.8 en las mujeres (en una escala del cero al cinco).

La aceptación de las mujeres, en otro orden, aumenta con el nivel educativo de los ciudadanos: el promedio de los que tienen educación universitaria y las apoyan es de un 4.4, mientras que entre los que no tienen educación formal la cifra sólo alcanza el 3.1.

EN EL HOGAR: DECISIONES COMPARTIDAS

Así como la sociedad apoya más la participación de las mujeres en la política, también entiende que debe integrarse en la toma de decisiones en el ámbito doméstico: actualmente el 63.3% sostiene que las decisiones importantes del hogar deben ser compartidas, es decir, tomadas conjuntamente por el hombre y la mujer.

Este índice es mayor que en el año 2004, cuando sólo el 54.6% de la ciudadanía entendía que las decisiones del hogar eran cosa de los dos.

Quienes más apoyan esta tendencia, al igual que sucede con la participación de las mujeres en política, son las mismas mujeres: los hombres suelen decir que deben ser ellos quienes tomen las decisiones importantes. Esta tendencia es aún mayor en las personas con menor educación, mayor edad y mayor nivel de pobreza.

En cuanto a los que creen que sólo los hombres deben tener la última palabra, se trata de un 33.5% de la sociedad. El 3.2% dice que deben ser las mujeres.