Autoridades chinas capitulan ante desplome mercado bursátil

25_08_2015 HOY_MARTES_250815_ Economía2 E

De los Servicios de Hoy.

Después de las autoridades haber gastado unos 200.000 millones de dólares intentando sostener el precio de las acciones, según estimaciones de Financial Times, parecen haber capitulado y dejarían que las fuerzas de mercado sean las que decidan el precio que corresponde a las acciones chinas.

Ayer, el Shanghai Composite Index se desplomó un 8,5% después de que la agencia estatal China Securities Finance recibiera la orden de no intervenir en la sesión del día, ya conocido como ‘lunes negro’.

El impacto en los mercados mundiales no se hizo esperar: las bolsas globales sufrieron un desplome masivo en un lunes negro que recordó a los peores momentos de la crisis financiera de 2008. El miedo al frenazo de la segunda mayor economía del mundo recorre las principales plazas bursátiles del mundo, con el fantasma del posible inicio de las subidas de tipos de la Fed el próximo mes al acecho.

En España el Ibex cerró con un duro batacazo del 5,01%, hasta los 9.756,6 puntos, en una oleada de ventas que se ha llevado 28.000 millones del selectivo en un solo día.

Los líderes de Pekín parecen haber decidido dejar que las fuerzas del mercado sean las que regulen el precio de las acciones. Una decisión que según el Financial Times llega tarde y después de haber ‘despilfarrado’ US$200.000 millones.

Tal y como explicó el premio Nobel de Economía Michale Spence, la burbuja bursátil china había que dejarla estallar, luchar contra la fuerza de la gravedad es costoso y a veces puede resultar imposible.

Por si los economistas que trabajan para el Gobierno chino no tuvieran suficiente trabajo, el desplome de la renta variable no es la única lid a la que tienen que atender.

La desaceleración de la economía del gigante asiático y la pérdida de confianza de los inversores en China está haciendo mella en el yuan. El Banco Popular de China está interviniendo en el mercado de divisas para mantener el tipo de cambio estable frente al dólar.

Según el Financial Times, el Banco Popular Chino habría gastado unos US$200.000 millones (reservas) desde el 11 de agosto de 2015 para mantener el yuan en la horquilla que consideran correcta con respecto al dólar. Las autoridades china ya anunciaron hace unas semanas dos devaluaciones consecutivas del yuan, lo que se ha visto como una muestra de debilidad en los mercados internacionales.