Autoridades cumplen metas primer trimestre

POR RAMÓN NÚÑEZ RAMÍREZ
El programa económico con el FMI, aprobado por el Directorio del organismo multilateral en febrero de este año, marcha de forma satisfactoria y en el pase de revista del primer trimestre la misión del FMI pudo verificar que fueron cumplidas con holgura todos los criterios cuantitativos de desempeño, las metas indicativas, así como las acciones comprendidas dentro del ámbito de la política fiscal y monetaria.

En cuanto a los criterios cuantitativos de desempeño en el área fiscal, el balance del sector Publico no financiero (SPNF) superó en por lo menos RD$600 millones la meta de RD$5.3 miles de millones contemplada para marzo de este año.

El gobierno transfirió RD$1,450 millones al Banco Central, meta trimestral de un monto total por RD$5,600 millones, correspondientes al primer año de capitalización, como está contemplado en el Proyecto Marco sometido al Congreso por el Poder Ejecutivo. La acumulación bruta de atrasos externos de sector público fue nula, no hubo atrasos netos en pagos con los generadores eléctricos y en cuanto a la “contratación neta de deuda externa relacionada con proyectos por parte del sector público” fue inferior en más de US$300 millones del techo acumulativo de US$540 millones.

En el ámbito monetario los criterios cuantitativos de desempeño fueron cumplidos con suficiente holgura, destacándose los activos internos netos del BC (definidos como moneda en circulación menos RIN líquidas) que fueron negativos en RD$8,700 millones (reflejo de los elevados niveles de reservas) frente a una meta trimestral de RD$7,200 millones, mientras las reservas internacionales netas liquidas (RIN liquidas) al 31 de marzo ascendieron a US$1,322.4 millones frente a una meta de US$900 millones. En las metas indicativas fiscales, el gasto primario del Gobierno Central, variable incluida por vez primera en el programa para este año 2007, mostró un techo que preliminarmente fue RD$20,000 millones, inferior a la meta de RD$45,500 millones, lo cual representa una medida de la prudencia en el gasto por parte del gobierno en este primer trimestre.

La disciplina fiscal en el gasto también se manifestó en la contratación de deuda y en el caso de la interna, el “cambio en los préstamos al SPNF del sistema bancario local”, fue negativa en RD$3,500 millones (frente a un techo acumulativo de RD$2,500 millones) lo cual denota que el gobierno en vez de aumentar el endeudamiento, incrementó sus depósitos en el sistema bancario.

También en materia de endeudamiento externo el Gobierno mostró extremada prudencia pues el techo acumulativo de la “contratación bruta de deuda externa relacionada con proyectos por el sector público” fue de apenas US$220 millones de dólares, cuando el programa permitía un techo de US$540 millones y en la “contratación bruta de deuda externa apoyada por el presupuesto por el sector público” el gobierno utilizó US$34 millones, cuando pudo perfectamente alcanzar un techo por US$540 millones.

La base monetaria (excluyendo las reservas de depósitos de divisas), única meta indicativa del área monetaria contemplada en el programa, ascendió el 31 de marzo a RD$105.9 miles de millones, inferior a la meta trimestral de RD$113 mil millones.

Cabe destacar que por vez primera, desde que en abril de 2006 se incluyeran indicadores del sector energético como parte del programa con el FMI, el Indice de Recuperación de Efectivo cumplió, con apenas un desvío de un punto porcentual, con la meta trimestral.

Las acciones en materia de la política monetaria, fiscal y las reformas institucionales en la gestión fiscal, que representan pasos importantes para mejorar la institucionalidad, la transparencia y construir un Estado moderno, las autoridades se mantienen dentro de la ruta crítica para cumplir con el calendario contemplado en el programa a lo largo de este 2007. Para citar un solo ejemplo, el sometimiento por parte del Poder Ejecutivo al Congreso del Proyecto Marco para la Capitalización del Banco Central y la modificación a la Ley Monetario y Financiera, caen justamente dentro del cronograma de acciones para este trimestre.

El cumplimiento de todos los criterios cuantitativos de desempeño, de las metas indicativas y de las acciones en este primer trimestre, refuerzan la imagen de una administración comprometida con la estabilidad, responsable frente a los compromisos internacionales y gracias a ese desempeño este gobierno puede exhibir en tiempo récord el tránsito desde una economía colapsada a una estable con altas tasas de crecimiento, la elevación de forma constante de la clasificación crediticia internacional y la consolidación de un entorno macroeconómico en donde la confianza de los agentes económicos se manifiesta en un aumento sostenido de la inversión turística, la inmobiliaria, la industrial, la agropecuaria y en instrumentos financieros de largo plazo del Banco Central.