Autoridades dominicanas entregan a la DEA colombianos acusados de llevar en alta mar mil paquetes de cocaína

Cuatro colombianos arrestados la semana pasada en alta mar en una lancha con mil paquetes de cocaína fueron trasladados a San Juan de Puerto Rico, en un avión propiedad de la Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA), agencia que los recibió de manos de oficiales de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), reveló esta tarde la institución.

Los extranjeros, con rasgos indígenas, fueron bajados en un guardacostas estadounidense que tocó el e muelle de la Base Naval 27 de Febrero, en Sans Souci, y llevados a la Base Aérea de San Isidro, donde aguardaba por ellos el citado aparato. Se trata de Aluchom Castro, Arechelleo Bocaleo, Rubén Bucaria y Micton Sretellea, confirmó el oficial de prensa de la DNCD, Roberto Lebrón.

Sin entrar en detalles, Lebrón dijo que “se hicieron las coordinaciones de lugar con oficiales de la DEA, asignados a la oficina de esa agencia en Santo Domingo, los altos mandos de la Marina y la Fuerza Aérea Dominicana” para recibir a los cuatro colombianos, detenidos el 20 de agosto último durante una operación con junta a 20 millas de  las cosas dominicanas.

“Fueron recibidos por personal de la DNCD, dirigidos por el coronel Mélido Juan Barrio Marte y trasladados hasta la aeronave que los esperaba para realizar el traslado a San Juan de Puerto Rico, donde una Corte los juzgará por narcotráfico internacional”, dijo Lebrón en un comunicado emitido a nombre del mayor general Rolando Rosado Mateo, jefe antinarcóticos.

En la operación en la que fueron ocupado el millonario alijo de droga y detenidos los extranjeros intervinieron, además de la Marina dominicana y la DNCD, unidades del Servicio de Guardacostas de EEUU, en una de las cuales fueron mantenidos los cuatro imputados hasta el desembarque de los detenidos y posterior traslado a Puerto Rico.

Fueron montados en un avión matrícula N4982R, propiedad de la DEA, organismo bajo cuya responsabilidad quedaron de inmediato. “Enfrentarán cargos por conspiración para importar drogas narcóticas a Estados Unidos”, dijo el portavoz de la DNCD, sin entrar detalles sobre las razones por las cuales no fueron procesados en Santo Domingo.

Lo que si destacó fue el fortalecimiento de los programas de cooperación, sobre todo en materia de asistencia y asesoría, que mantienen las autoridades dominicanas y estadounidenses, al tiempo de indicar “en todo momento que la DNCD requiere de apoyo por parte de los estadounidenses ahí están ellos listos para actuar”.