Avances de la cirugía robótica

http://hoy.com.do/image/article/672/460x390/0/40293FB7-6B14-4BDB-B455-FFB032AD18FC.jpeg

El escenario de una cirugía podría pronto ser muy diferente al convencional. De hecho, en algunos casos ya se presenta radicalmente distinto al tener al cirujano dirigiendo una consola a unos pasos del paciente mientras un robot ejecuta los movimientos que se le ordenan y “opera” con una mínima invasión. Es una forma sencilla de ver la denominada cirugía robótica, un nuevo método que no solo garantiza una recuperación más rápida del paciente después de la operación, sino que en un futuro garantizaría diagnósticos de cáncer más inmediatos y certeros.

Así lo aseguró el doctor Peter A. Khamvongsa, ginecólogo-obstetra del centro médico Baptist Health South Florida, en Estados Unidos, en una visita reciente al país.

“La cirugía robótica, al tener mejor visualización, nos da una percepción más clara y…  nos permite discernir entre tejidos que están comprometidos y tejidos normales. Con los últimos avances de la tecnología podríamos complementar posiblemente el uso de  microscopía y tintas fluorescentes y… con solo apretar un botón usar estas herramientas y tener más acceso a patologías. En vez de agotar el proceso de tomar un nódulo linfático, mandarlo al patólogo, esperar media hora a ver si sale negativo o positivo para cáncer, el cirujano podría (en el mismo lugar de la operación) prender un botón, usar rayos x, microscopio, hacer  la citología y ver personalmente si hay alguna anormalidad. Esos son los avances que estamos esperando, que aun no están disponibles, pero que se está investigando para incluirlos en la cirugía robótica, de manera que podamos tener diagnósticos más certeros y más inmediatos”, explicó Khamvongsa.

Laparoscopia, parte 2.  La cirugía robótica es una extensión de la laparoscopia, que desde hace unas décadas surgió como una mejor alternativa a la cirugía convencional abierta, al permitir operaciones más cortas, con menos invasión, menos riesgo de infección y una  recuperación más pronta del paciente.

La gran distancia entre la cirugía laparoscópica y la robótica se debe a dos aspectos principales: en la cirugía robótica los especialistas tienen una visión muy mejorada, con una imagen tridimensional de alta definición, además de que permite hacer una mayor rango de movimientos, simulando a través del robot los movimientos de la mano del cirujano. Esto se traduce en la posibilidad de hacer cirugías más complejas con mayor precisión.

“Esencialmente la cirugía robótica es una extensión de lo que habíamos hecho en el pasado con cirugía laparoscópica… pero tenemos mucho mejor visión. Los instrumentos laparoscópicos son dos palitos rectos donde tenemos apenas dos, tres o, máximo, cuatro grados de movimiento. En la cirugía robótica tenemos instrumentos que pueden hacer el movimiento de la mano, (con ellos) podemos suturar superiormente, disectar y, la combinación de estos movimientos mejorados junto a una mejor visualización se traduce en una mejoría más rápida del paciente y la calidad de servicios que vamos a ofrecer”, señaló el especialista.

Y para ejemplificar comentó que en el caso de una histerectomía, una paciente ya puede irse a su casa al  día siguiente de la intervención, cuando antes por una cirugía convencional debía permanecer en el hospital durante  cuatro o cinco días más.

Un relevo necesario.  Aunque la cirugía laparoscópica supuso un gran avance, curiosamente no logró desarrollarse tan vertiginosamente como la cirugía robótica. Khamvongsa  señaló como algo notable que “aunque la laparoscopia empezó hace unos 20 o 25 años, tenemos una gran mayoría de casos donde las histerectomías aun se están haciendo abiertas. El 60 o 65% de las histerectomías, que en Estados Unidos son más de 500 mil, se están haciendo abiertas.

Las histerectomías laparoscópicas no son más de 14 o 15%, y las vaginales con una invasión mínima son solo de un 8 a un 10%”. En cambio, en los últimos seis años, las histerectomías realizadas por cirugía robótica en Estados Unidos pasan el 20%, superando la cantidad de histerectomías laparoscópicas.

Las disciplinas médicas que más están utilizando la cirugía robótica en la actualidad son la ginecología y la urología, según Khamvongsa, pero es en la ginecologia donde está teniendo más crecimiento: un 60% de los ginecólogos estadounidenses está usando o aprendiendo esta  técnica. Otro campo donde está siendo también muy popular es en la cirugía de nariz, oído y garganta. “También es usado en cirugía general, en el  campo bariátrico, cirugía de cancer de colon y  cardiotorácica”, entre otras.

El robot.  La cirugía robótica se hace a partir del Sistema Quirúrgico Da Vinci, un robot desarrollado por la compañía Intuitive Surgical, introducido en el 1999.

 Khamvongsa explicó que en sus inicios se utilizaba en compañías nucleares para “tareas lineales como levantar cosas pesadas, empacar”,  así como en aeronáutica y en estudios submarinos. Su aplicación en la medicina empezó en los 90 cuando los militares buscaban alguna forma de tener un servicio médico en el campo de guerra.

Medicina robótica

 El doctor Peter Khamvongsa visitó el país junto a un equipo de médicos de la institución Baptist Health South Florida, quienes participaron en el Simposio Multidisciplinario de Medicina Robótica. Los especialistas visitaron República Dominicana con el objetivo de compartir conocimientos sobre esta nueva tecnología y motivar a  especialistas dominicanos  a integrarse a un programa de entrenamiento que estaría iniciando a principios del 2012, con el fin de que puedan practicar la cirugía robótica en el país.