Avances en educación

De materializarse el Plan Estratégico de Desarrollo de la Educación Dominicana 2003-2012, al final del actual mandato de gobierno constitucional todos los habitantes de la República Dominicana deberán tener acceso a una educación pertinente y de calidad. Vale decir, que todos los dominicanos y dominicanas de 5 a 24 años de edad estarán matriculados en escuelas, institutos o universidades, por lo que aquí no existirá persona alguna que no sepa leer ni escribir. Para entonces, nuestro país estará en condiciones de dejar de ser un proveedor de mano de obra y materias primas baratas.

¿Qué cerca o lejos estamos de alcanzar esas metas?

En avance en acceso a las escuelas, institutos y universidades de los niños y jóvenes dominicanos de uno u otro sexo ha sido extraordinario en los años comprendidos entre 1992 y 2002. En ese período, la tasa bruta de matriculación para el primer y segundo ciclo del nivel básico se elevó de 91% a 138% y de 42% a 90% respectivamente.

Con más de un 90% de los jóvenes de edades entre 14 y 18 años matriculados en escuelas públicas y en colegios privados, la República Dominicana ocupa hoy el segundo lugar en cobertura entre los países de la América española. Y en cuanto a asistencia escolar, nuestro país se sitúa, junto al Brasil y Perú, en uno de los niveles más altos entre los países del continente.

Para que el lector tenga una idea más acabada de cuanto hemos avanzado en las últimas décadas en materia de cobertura, tenemos a bien resaltar el hecho de que el nivel de escolaridad de los nacidos en los años 70 se eleva a 9 años. En la llamada era de Trujillo el nivel de escolaridad de los dominicanos de uno u otro sexo no sobrepasaba el tercer curso del primer nivel de la escuela básica. Y el porcentaje de analfabetismo entre la población de 15 años y más sobrepasaba el 60%.

Es posible, que para el año 2012, todos los niños dominicanos de uno u otro sexo estén matriculados en los niveles inicial y básico.

A pesar de lo mucho que aquí se pregona acerca de la importancia del sector privado en la educación, es mucho mayor el peso que el sector público tiene en la matrícula global del sistema dominicano de instrucción. En efecto, 79.9% de la población escolar dominicana cursa estudios en escuelas públicas; el 1.8% en escuelas semi oficiales (escuelas sostenidas por el Estado y administradas por particulares) y apenas un 18.7% en colegios privados.

Nos encaminados a alcanzar la cobertura deseada antes del 2012, en los niveles inicial y básico, pero, nos quedan muchos caminos por transitar. La eficiencia interna de nuestro sistema de instrucción pública todavía deja mucho que desear. De cada 100 niños de uno u otro sexo que ingresan al sistema, el 75% completa el cuarto grado; 63% completa el sexto grado; y, apenas un 50% completa la educación básica de ocho años. Al alcanzar los 18 años, un escolar dominicano que ha pasado un promedio de 11.8 años en la escuela, a duras penas ha alcanzado un saber traducible 8.3 años cursados.