Avances salud no corresponden con la economía

http://hoy.com.do/image/article/59/460x390/0/314A099B-5F73-48DA-BC59-4DA9B1CBBC0C.jpeg

POR GERMAN MARTE
La representante de la Oficina Panamericana de la Salud en el país, Socorro Gross, dijo ayer que en los últimos ocho años han mejorado los indicadores de salud, pero consideró que los avances registrados no se corresponden con el crecimiento económico de la nación.

La funcionaria explicó que en los últimos ocho años en el país se ha reducido la mortalidad infantil de 48 a 31 por cada mil niños nacidos vivos, también aumentó la esperanza de vida al nacer, se redujo la desnutrición y la incidencia de enfermedades como la tuberculosis, VIH/Sida, malaria y otras.

“Sin embargo, la pregunta es si esa reducción va acorde con el desarrollo económico que ha tenido el país y el desarrollo de las instituciones de atención que ha tenido el país y la cultura de búsqueda de la atención que tiene el dominicano”, resaltó Gross.

Sostuvo que no es propio caer en el pesimismo de que el país no avanza, pero al mismo tiempo hay que ser bastante críticos y reconocer que los actuales no son los indicadores que el país debería tener en materia de salud, por su nivel de desarrollo, la estructura sanitaria con que cuenta y por la cultura del pueblo de buscar atención médica.

La reducción de la mortalidad infantil registrada en el país, acotó Gross, ha sido a expensa de la mortalidad en niños mayores de 28 días de nacidos, en cambio las cifras de niños que mueren antes de los 28 días se ha mantenido estancado en los últimos 15 años.

“Decimos que  20 puntos de la tasa, que es 31, corresponde a niños menores de 28 días”, y los datos revelan que no son malformaciones congénitas la primera causa de muertes, como es la tendencia en otras partes, por lo que hay que buscar las causas en otra parte.

Destacó que el 98% de los partos en el República Dominicana se producen en hospitales, y las que no paren en hospitales lo hacen buscando el servicio, “en el camino”. Y este porcentaje se corresponde con el de cualquier país desarrollado.

Sin embargo, subrayó, la mortalidad materna no está acorde con estas cifras y, lamentablemente, en el país mueren entre 121 y 178 mujeres por cada 100 mil niños nacidos vivos, una cifra demasiado alta, según la representante de la OPS en el país. Pero las complicaciones relacionadas con el parto no deberían provocar la muerte de ninguna madre, apuntó.

CALIDAD DE LOS PARTOS

Una de las razones por las cuales es tan elevado el número de mujeres que mueren durante el parto o por causas relacionadas con este podría ser la baja calidad de la preparación del personal médico que atiende a las parturientas.

De acuerdo con un estudio realizado por Pro Familia se encontró que el personal que atiende los partos en los hospitales es personal no calificado para hacerlo, incluso en los hospitales grandes.

Gross destacó que atender un parto es una labor sencilla, pero el médico debe estar capacitado para hacerlo y atender cualquier complicación que se presente a la mujer o al niño que está naciendo.

Y un elemento a destacar en esto, subrayó, es que la proporción de enfermeras capacitadas se ha reducido en los últimos diez años.

Explicó que la regla es que haya cinco enfermeras por cada médico, y en República Dominicana ocurre a la inversa, hay cinco médicos por cada enfermera graduada.

“Hay lugares donde la crisis es grave”, indicó Gross al ser entrevistada en el programa Uno + Uno que se difunde por Teleantillas.

LAS RAZONES

Las malas condiciones laborales, en especial los bajos salarios y el reclutamiento de las más calificadas para llevárselas a Estados Unidos y España, son algunas de las causas que inciden en la reducción del número de enfermeras en el país.

AGENDA DE ESTADO

La representante de la OPS, quien está a punto de concluir su misión en el país, dijo que aunque ha visto cambios importantes en el sector salud, le gustaría ver más una agenda de Estado, no agenda de gobierno.

Consideró que el país precisa de una carrera sanitaria, que no se produzcan tantos cambios cada cuatro años de manera que haya un crecimiento en materia gerencial, y darle estabilidad al personal del área para que pueda cambiar la calidad de los servicios.