Avión más grande del mundo hace historia

BLAGNAC, Francia (AP).- Tras 11 años de espera y una inversión de 13.000 millones de dólares, el avión de pasajeros más grande del mundo, el Airbus A380, realizó el miércoles su primer vuelo de prueba y marcó un hito en la historia de la aeronáutica.

Las cuatro turbinas del avión rugieron a toda potencia a las 10.29 a.m. (08.29 GMT) y la enorme nave de aluminio de dos pisos se elevó sobre los cielos de la localidad de Blagnac en un día soleado y despejado. Alrededor de 30.000 espectadores presenciaron el despegue de las 308 toneladas de fuselaje.

Seis tripulantes participaron en el primer vuelo, portando además 22 toneladas de instrumentos de prueba. Los técnicos del Airbus A380 estipularon una duración de vuelo de poco menos de cuatro horas.

“El despegue fue perfecto”, dijo el capitán Jacques Rosay desde la aeronave, a través de la radio, a los periodistas que recogieron la noticia. “El clima es fabuloso”, agregó cuando el avión sobrevolaba el suroeste de Francia tras una hora de transcurrido el vuelo.

En su primer vuelo, los pilotos del Airbus A380 evalúan las características de manejo más básicas del avión, mientras que instrumentos electrónicos analizan hasta 150.000 parámetros diferentes cuyos resultados envían a una central informática en tierra.

Cuando el Airbus A380 comenzó a rasgar el aire y cobrar velocidad, las decenas de miles de personas concentradas en la pista soltaron vítores y aplaudieron sin cesar. La aeronave despegó, sorprendentemente con unas turbinas silenciosas, y se perdió en el horizonte.

Dentro del avión, Rosay, su copiloto Claude Lelaie y otros cuatro tripulantes tomaron todas las medidas de precaución y hasta cargaron paracaídas. La empresa Airbus instaló un riel que lleva a los tripulantes de la cabina a una puerta de escape en caso de que se pierda el control de la aeronave.

En París, los ministros aplaudieron cuando el presidente Jacques Chirac les comunicó sobre el éxito del despegue.

Muchos de los espectadores que acudieron a presenciar el evento acamparon en la zona. Algunas personas aseguraban que se trataba del evento más importante en la aviación europea desde el primer vuelo del Concorde en 1969. La manufacturera Airbus, una de las dos más grandes del mundo junto con la estadounidense Boeign, es propiedad europea, aunque el gobierno francés tiene una participación del 80%.

El A380, con un costo de 282 millones de dólares, es una apuesta personal de Airbus de que la industria necesita de aviones comerciales más grandes. De momento, Airbus ha recibido 154 pedidos del A380, que será la competencia del actual Boeign 747.

El director de la división francesa de Boeing, Yves Galland, dijo haber visto por televisión el despegue del A380 y que, por esta vez, “compartí la emoción de la gente de Airbus”.

El presidente ejecutivo de Airbus, Noel Forgeard, dijo que el A380 entrará en servicio en la segunda mitad del 2006. Sería de la mano de Singapore Airlines.