Awilda y Francisco vuelven enfrentarse a juez

19_01_2016 HOY_MARTES_190116_ El País4 A

La jueza Awilda Reyes Beltré y el exconsejero Francisco Arias Valera se enfrentarán mañana a los jueces de la Tercera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, quienes conocerán el recurso de apelación a los tres meses de prisión preventiva que les impuso el juez Ramón Horacio González Pérez.

El recurso con el que procuran que la medida le sea variada por presentación periódica y una garantía económica, será conocido en la Tercera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, que preside el magistrado Ignacio Camacho, en audiencia fijada para las 9:00 de la mañana.

La suspendida jueza Reyes tiene como abogado constitutido al doctor Tomás Castro, y Arias Valera, a Carlos Balcácer.

La defensa de Reyes denunció hace poco que era sometida a medicación que la tiene sedada.

Reyes y Arias Valera, acusados de prevaricación, fueron enviados a la cárcel de Najayo en la madrugada del 16 de diciembre, luego de una audiencia de más de 11 horas, tras las cuales el magistrado González Pérez consideró que ambos presentan peligro de fuga.

Fueron imputados por el procurador general, Francisco Domínguez Brito, de integrar, junto a los magistrados José Dionicio Duvergé Mejía, Rosó Vallejo Espinosa, Víctor Mejía Lebrón y Delio Antonio Germán Figueroa, una estructura a lo interno del Poder Judicial que se dedicaba a negociar procesos judiciales, psobre todo, con personas ligadas al crimen organizado.

Juicio disciplinario. Mientras Reyes Beltré y Arias Valera fueron enviados a prisión preventiva, a Duvergé Mejía, Vallejo Espinosa y Mejía Lebrón, el Consejo del Poder Judicial los sometió a un juicio disciplinario, que está fijado para el viernes, 22 de enero, a las 9:00 de la mañana.

El juicio había sido suspendido por el presidente del CPJ y de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán, debido a la inasistencia de Duvergé Mejía por supuestos problemas de salud, según dijo su abogado.

Los tres magistrados están suspendidos en el ejercicio de sus funciones, sin disfrute de sueldo.