“Ay yo oigo que me llama y me grita mami”, dice madre de Yanesy sumergida en sufrimiento

Mientras se encontraba recluida, Altagracia Rodríguez, madre de Yanesy, reveló que le oraba constantemente a Dios y solo le pedía regresar a casa, ver a su pequeña para abrazarla y besarla, pero su esperanza se vio quebrantada cuando le comunicaron que su hija había sido encontrado muerta.

Los sollozos de la madre de Yanesy reflejaron el dolor que siente tras su pérdida. Esta madre, de 23 años, a quien le arrebataron la vida de su niña de tan solo cuatro años, hoy llora desconsoladamente la ausencia de su pequeña.

Sin poder aun creerlo y entre palabras que se entrecortan por el sufrimiento, pide que se haga justicia por su hija, quien había desaparecido desde el pasado sábado y fue encontrada ayer en un vertedero de basura del sector La Barranca, en Las Charcas de Santiago, cerca de donde vivía.

“Ay Dios yo lo que quiero es justicia. No fue un animalito que mató, fue a mi hija y ahora mismo ya yo no sé qué hacer”, decía desconsoladamente.

Yanerys Altagracia Rodríguez, quien también es madre de otras dos menores, de seis y ocho años, aclaró que no había mandado al colmado a la más pequeña sino a la mayor, quien apenas tiene ocho.

“Yo no la mandé a ella. Fue a la grande, pero ella le cogió atrás. A ella yo no la he mandado. Yo no mandé a la niña”, explicó.

Aun embargada de dolor, mientras miraba por escasos minutos al techo, se preguntaba cómo iba a hacer cuando llegara a casa y la ausencia de su pequeña se hiciera notar al transcurrir el tiempo.

“Ay cómo yo me voy a hacer cuando venga a esta casa. Ya yo no quiero estar si mi hija no está. Ay cuando yo entre a esa habitación que no vea a mi niña”, decía con gran pesar.

Altagracia Rodríguez apuntaló que los supuestos responsables del hecho eran personas de confianza, quienes frecuentaban la vivienda.