Ayer persistía escasez de gas en algunos sectores

http://hoy.com.do/image/article/225/460x390/0/7BE4AB5D-5E17-448B-9A09-44283569E2F9.jpeg

A pesar de que arribó ayer un buque cargado con 1.8 millones de galones de gas, la escasez persistía en algunas envasadoras que no vendían el carburante y en otras las personas hacían largas filas para procurar el combustible.

En un recorrido hecho por las plantas envasadoras de la avenida San Martín, Credigas de la avenida Prolongación Venezuela y del kilómetro 5 de la carretera Mella no tenían gas.

Sin embargo, en las ubicadas en la avenida Ovando con calle Moca y en la avenida Padre Castellanos con Josefa Brea, habían largas filas de personas así como de vehículos para obtener el combustible.

El señor Juan Vidal tuvo que hacer fila desde las siete de la mañana en la envasadora de la avenida San Martín. “Yo fui de los últimos que llegó, a las siete de la mañana, y sin esperanzas”, dijo.

Expresó que tenía dos días acudiendo a la planta pero que no pudo obtener el gas.

En la envasadora de la Ovando con Moca agentes de la AMET fueron destacados agentes de AMET porque los choferes que requerían gas estaban interrumpiendo el tránsito.

Jesús Pérez dijo que las vicisitudes que están pasando las amas de casa y los choferes son numerosas porque tuvo que recorrer varios puntos de la ciudad para poder conseguir una envasadora abierta.

En las envasadoras también habían decenas de motoconchistas que diligenciaban llenar tanques desde diferentes puntos de la ciudad y según ellos cobraban precios que oscilaban entre los RD$50 y RD$100.

Por otra parte en la envasadora de Credigas de la prolongación de la avenida Venezuela fue el caso contrario, porque no vendió gas en la mañana, lo mismo ocurría en la que está ubicada en el kilómetro 5 de la carretera Mella.

Según se dijo ayer, la Secretaría de Finanzas empezó a pagar ayer el dinero adeudado por concepto de subsidio a los importadores, de una deuda que asciende a RD$250 millones.

Se estima que la demanda mensual de gas en el país asciende aproximadamente a unos 22 millones de galones.

También se dijo que arribó anteayer un buque cargado de 1.8 millones de galones, lo que supuestamente abastecería la demanda por alrededor de tres días.

Además se ha informado que el próximo lunes llegaría otro buque lo que normalizaría la situación porque los importadores comprarían con la partida del subsidio que les fue dado aunque no se supo el monto de la misma.

[b]EN EL CIBAO [/b]

La escasez de gas licuado también se registraba en la región del Cibao, donde existen plantas envasadoras que han aumentado su precio.

En esas plantas si no se paga 28 ó 30 pesos por el galón no se despacha el carburante. Una resolución de la Secretaría de Industria y Comercio establece que el galón de gas debe llegar al público a 25 pesos.

Tomás Núñez, subsecretario de Industria y Comercio informó no tener informaciones sobre alzas de precios en el galón del gas y advirtió que cualquier violación a la disposición será castigada.

En medio de la falta del carburante han retornado las filas de automóviles en las pocas estaciones donde, ayer llegaron partidas del combustible.

En San Francisco de Macorís las envasadoras no cuentan con gas licuado, y según el corresponsal Francisco Calderón hace cinco días que no se despacha el combustible a esa zona.

Mientras tanto, desde Puerto Plata, el corresponsal Edgar Lantigua dijo que la escasez de gas es crítica, incluso en una planta que recibió el combustible ayer se observó una larga fila de vehículos y de personas que buscaban el producto.

También, desde Moca, el corresponsal Rafael Martínez dijo que ninguna de las estaciones envasadoras disponía ayer del carburante agudizando la escasez en residencias e industrias.

En Mao, Santiago Rodríguez, Monte Cristi y Dajabón llevan más de 15 días sin gas propano, y según las informaciones en hogares pobres, se ha retornado a la vieja práctica de los anafes, la leña o el carbón vegetal.

En la planta de gas de La Herradura se recibieron cinco mil galones de gas, pero una larga fila de carros abarrotó la carretera para abastecerse del carburante.

Dionisio Pérez, un chofer de carro del concho informó que en algunas plantas se dificulta conseguir gas, cuando llega, porque los dueños se niegan con el aparente propósito de elevar su precio.

Otra planta que recibió el producto ayer fue Auto Gas de la autopista Santiago-La Vega, donde el empleado Juan Alvarez dijo que esa envasadora tenía tres días sin recibir el producto.

En la envasadora Gas Caribe, administrada por Juan Francisco, también de la autopista Duarte no había gas licuado, y tiene más de tres días en estas condiciones.

En algunas comunidades de la región existen choferes carros del transporte interurbano que han debido paralizar por la falta del carburante.