Aznavour, el último “grande” de la canción francesa, festeja sus 90 años

PARÍS. Infatigable y alérgico a la nostalgia el cantante francés Charles Aznavour festejará sus 90 años el jueves en un escenario berlinés, pensando en los próximos recitales, en los libros que va a publicar y en las canciones que escribe “a diario”. Último “grande” de la canción francesa, Aznavour continúa siendo su mejor embajador a través del mundo.

Hijo de una pareja de inmigrantes armenios, Charles Aznavourian nació el 22 de mayo de 1924 en París, y actualmente detesta tanto la idea de soplar sus velitas como la de mencionar su adiós a las tablas.

“Las fiestas de cumpleaños son para quienes tienen 18 años”, dijo recientemente a la prensa alemana. “Me importa un comino mi aniversario, ¿89 o 90 años, cuál es la diferencia? ¿La sala de conciertos está libre ese día? Entonces digo sí”, añade el cantante, compositor y actor.

Es el caso de alguien que comenzó su carrera hace 81 años, a la edad de 9, algo único o casi único en la gran familia del music-hall.

Porque Charles Aznavour no se contenta con hacer raras apariciones para condimentar una cómoda jubilación, sino que continúa recorriendo el mundo y en cada una de sus actuaciones canta con la sala repleta. Después de Berlín seguirán Fráncfort, Londres, Varsovia, Barcelona y Roma durante el verano boreal, y en otoño será el turno de Moscú y Amberes.