Aznavour: Yo fui viejo siendo muy joven, cuando me preocupaba sobrevivir

Charles

Madrid. Charles Aznavour, “la voz” de la canción francesa y una de las plumas más importantes de la historia musical mundial, es un muchacho de casi 91 años que disfruta ahora de su auténtica juventud. “Yo fui viejo siendo muy joven, cuando me tenía que preocupar por sobrevivir”, ratifica este galo de origen armenio.

Aún en activo, el 5 de mayo publicará un nuevo disco, “Encore”, y solo unos días después lo defenderá a solas en España, porque aunque son muchas las colaboraciones que ha realizado en su extensísima carrera, el escenario es su terreno personal.

A su paso por la capital española para promocionar estos recitales, comenta que hacía 30 años que no pisaba la ciudad porque, sencillamente, parece que “a ningún promotor se la había ocurrido que fuese buena idea” traerlo. En una charla con Efe habla de su pasado, de su presente y, sobre todo, del futuro.

PREGUNTA: Muestra un amor enorme por su profesión. ¿Cómo lo hace? La mayoría de los matrimonios no son tan sólidos.

RESPUESTA: Soy hijo de inmigrantes. Primero tuve que luchar por ser aceptado como inmigrante nacido en París. Adquirí la nacionalidad francesa con unos tres años. Después quise ser un auténtico francés y lo conseguí. Tras eso, decidí que en mi vida sería lo que quisiera, en este caso, artista. Dejé el colegio a los 10 años y todo lo aprendí por mí mismo.