Baby Led Weaning, cuando el niño promueve su propio destete

30_11_2015 HOY_LUNES_301115_ ¡Vivir!4-5 C

Desde que tu bebé inicia con la alimentación complementaria (ac) quizá te preocupes y te surjan muchas dudas, sobre todo si eres primeriza, pero lo cierto es que hay diversas informaciones acerca del tema y además un método utilizado por muchas madres que es una tendencia actualmente, me refiero al Baby Led Weaning (blw) o “destete dirigido por el niño” en español.

¿Y en qué consiste el BLW?, es dejar que el niño coma por sí solo, toque los alimentos con sus manos y conozca su textura, es decir dejar que adopte la alimentación complementaria en base a sus necesidades y gustos.

Tal como explica la doctora Leandra Cordero, neumóloga pediatra y nutrióloga, quien recomienda el destete dirigido por el bebé o BLW, término que se utiliza con la tendencia de dejar que su bebé de auto-alimentación, cortando de alimentos hasta en tiras manejables y ofrecerlos para que coman.

Si quieres intentar esta técnica con tu bebé el mejor momento para comenzar es a los 6 meses, ya que en esa edad dice la doctora, la mayoría de los bebés son capaces de sentarse por sí mismos, agarran y se aferran a los objetos.

También han desarrollado el reflejo de la lengua de empuje (que hace que empujen sustancias extrañas de la boca), además de sus intestinos han desarrollado las enzimas digestivas necesarias para absorber el alimento sólido.

Sin embargo, Cordero destaca que no todos los bebés están listos a los 6 meses para iniciar la ingesta de sólidos con sus manos, aquellos que tienen necesidades especiales y no son capaces de recoger y masticar los alimentos por su cuenta deben ser apoyados y acompañados hasta que desarrolle las destrezas necesarias para no se atoren y que esto sea un riesgo para ellos mismos.

¿Y qué diferencia hay en la forma tradicional darle comida a los bebés y el BLW? Pues la está en el orden en que los niños aprenden a comer. Con un puré o compotas, aprenden a tragar y luego mastican, con BLW, los bebés aprenden a masticar primero.
Algunas de las ventajas del BLW. Familiarizarse con más texturas y sabores diferentes que aquellos que son alimentados con purés, que pueden hacerlos más propensos a desarrollar más variadas y saludables preferencias alimentarias en el largo plazo.

Comen a demanda, la cantidad que sus cuerpos les piden y eligen el alimento que puede aportar más según los requerimientos nutricionales de cada momento.

Son menos propensos a tener sobrepeso que los niños que son alimentados con cuchara. Ya que con la alimentación con cuchara, de acuerdo con la nutrióloga, el padre tiene el control (que puede hacer que los bebés coman más rápido y más de lo que realmente necesitan, que podría dar lugar a un hábito de ignorar la sensación de saciedad) – pero similar a la lactancia materna, el destete guiado por el bebé le permite regular cuánto come basa en sus niveles de hambre.

El desarrollo de habilidades de destreza y coordinación mano-ojo manuales. Aprender a masticar, que ayuda en la digestión, y si te preocupa que se atragante comiendo, tu preocupación es normal pero la clave está en ofrecer alimentos seguros.La carne, por

ejemplo, es mejor ofrecerla en filete, ya que así lo pueden coger entero e ir chupando la parte que sobresale. Lo recomendable es empezar con trozos grandes, del tamaño del puño del bebé y un poquito más, ya que ese poquito más será lo que el bebé comerá, roerá o chupará.

Otra ventaja. Pueden comer lo mismo que comen los adultos, por lo que puede sentarse a la mesa con ellos y ser uno más.

La doctora Leandra Cordero, neumóloga pediatra explica que es probable que el bebé vomite un par de veces en sus intentos iniciales, ya sea porque se pone demasiada comida en la boca a la vez o porque él la empuja demasiado hacia atrás. Esto es realmente una buena cosa, ya que el reflejo nauseoso es un mecanismo de seguridad que evita la asfixia.

El bebé aprende a mover los alimentos a partir de la parte posterior de la garganta al frente, evitando que quedar alojado en su garganta. Al mismo tiempo, se entera de lo que no debe hacer la próxima vez.

Algunos consejos de la doctora si deseas experimentar este método:
Evite servir los alimentos que pueden producir atragantamiento, como las nueces, uvas enteras, manzanas con la piel y las cerezas.

Iniciar con alimentos de fácil masticación porque a los 6 meses no todos los niños tienen dientes.

Recomienda la especialista, nunca dejar a un bebé solo con la comida, mantener al bebé sentado de forma erguida en su silla mientras se come, estar atento a las reacciones alérgicas; explicar el destete dirigido por el bebé a todos los que se hacen cargo de su hijo para que sigan las mismas precauciones de seguridad que usted hace.

También, p oner alimento de diferentes colores, para que sea divertido, partir en pedazos pequeños.

Según afirma, son muchas las madres que han optado por el BLW, y les ha resultado; aunque los niños se ensucian mucho, pero desarrollan otras habilidades que son importantes para su crecimiento e independencia al comer.