Bahía Cruise niega impida  paso dominicanos, “sólo controla”

La empresa extranjera Bahía Cruise Services negó que a los dominicanos se les impida la entrada a determinadas playas de Samaná, principalmente en Cayo Levantado, lo cual denunció el ex senador por esa provincia, Milton Ray Guevara. Sin embargo admitió que en las áreas donde se reciben los barcos, organismos de seguridad  aplican determinadas medidas de seguridad a cualquier individuo “para garantizar la integridad física de los visitantes, así como de los buques y su tripulación”.

Federico  Andrés Schad, gerente general de la empresa, aseguró  que “nunca hemos impedido a los dominicanos ni a individuos de otras nacionalidades el ingreso a Cayo Levantado y una muestra fehaciente es que todos los fines de semanas visitan la isla cientos de dominicanos y en temporada de las ballenas miles de personas participan en las excursiones que se realizan”.

Pero Chad afirmó  que “no reprimimos el ingreso, lo que sí es cierto es que en las áreas donde recibimos los barcos, zonas en donde los cruceristas descienden de las naves, es que Cuerpo Especializado de Seguridad Portuaria (Cesep) y la Policía Turística (Politur) aplican determinadas medidas de seguridad a ser cumplidas sin excepción de ningún individuo”.

Explicó que “el objetivo básico de aplicar estos controles es garantizar la integridad física de los visitantes, así como de los buques y su tripulación, con lo cual se está cumpliendo con las leyes y los acuerdos internacionales que rigen la seguridad  de los puertos”.

Apuntó que  la seguridad de los recintos portuarios, como es el caso de Cayo Levantado cuando hay cruceros, recae sobre el CESEP, porque el país es signatario de acuerdos internacionales con la Organización Marítima Internacional y debe cumplir con los códigos de seguridad establecidos para la operación de buques de cruceros e instalaciones portuarias.

Chad manifestó que el hecho de  no cumplir con tales medidas  sería algo grave que puede trascender al plano internacional y lesionar la imagen del país y de Samaná, lugar donde vienen los pasajeros para disfrutar de sus atracciones en un ambiente  tranquilo.