Baja del dólar refleja los fundamentos

POR JOHN AUTHERS
La sensacional caída del dólar estadounidense demuestra, si no otra cosa, el poder de los números redondos. Los gráficos del billete verde frente al euro muestran una línea casi vertical, después que se quebrara la barrera psicológica de US$1.30 frente al euro. Posterior al nerviosismo, el euro se estableció por encima de US$1.31 y el dólar tocó otras bajas nuevas para el año frente a varias monedas, antes de parecer estabilizarse el lunes.

La calma relativa muestra que la violencia del movimiento del dólar a finales de la semana pasada estuvo exacerbada por un comercio escaso. Pero el dólar no ha rebotado. El movimiento sigue reflejando los fundamentos.

Lo más importante es lo que Ashraf Laidi, de CMC Markets llama un “contraste sin precedentes” entre las perspectivas de la política monetaria de la Reserva Federal y la de los bancos centrales de Europa y Japón. Se espera que estos ajusten primero; la Fed, al menos en la opinión del mercado, reducirá las tasas. Esto sigue siendo la clave para la presión sobre el dólar.

Pero pudiera ser una exageración. Si el mercado de los futuros de los Fondos de la Fed en la Junta de Comercio de Chicago (CboT) está en lo cierto, entonces el resultado más probable es una “perma-pausa” de la Fed. Actualmente, está pidiendo que le próxima movida de la tasa de Fondos de la Fed baje, pero sitúa la posibilidad de una reducción de 0.25 puntos porcentuales a finales de marzo, en solo 20%. Sitúa la probabilidad de que la Fed siga sin cambios hasta finales de junio del año próximo en uno de tres. Los discursos de varios gobernadores de la Fed, incluyendo al propio Ben Bernanke pudieran tener un efecto importante.

Otra variable importante es el consumidor norteamericano. Las variables que los conservadores piden de un “aterrizaje fuerte” giran en la creencia de que los consumidores estadounidenses dejarán de gastar después de vuelco de la vivienda.

El lunes trajo indicadores contradictorios. Las compras después de “Thanksgiving” parecen ser fuertes, con un reporte del National Retail Federation de un incremento de 18.9% en el gasto, comparado con el año pasado. Pero Wal-Mart -un reflejo muy cercano del comportamiento del consumidor de EEUU como pocos- dijo que las ventas de esa casa realmente caerían, en 0.1%, en un año en noviembre.

Esta es la primera caída que ha sufrido Wal-Mart desde 199. Pero fue suficiente para hacer que las acciones de EEUU cayeran con fuerza.

VERSION IVAN PEREZ CARRION