Baja el sector del  turismo en región

http://hoy.com.do/image/article/420/460x390/0/7EC47750-F93D-497C-840D-92429A8576AD.jpeg

Agencias
Santiago.
La industria del turismo de sol y playa muestra signos de agotamiento en la región. La fuerte competencia en precios del sistema “todo incluido” (all inclusive) generó resultados no deseados, como sobreexplotación del entorno, contaminación, y bajos encadenamientos con la economía local.

La demanda volátil y sensible a la crisis económica y los bajos márgenes de beneficio que deja el turismo masivo repercutieron en las empresas, según el informe “La inversión extranjera en América Latina y el Caribe 2008”, presentado por la Cepal.

Ante este hecho, las principales empresas han iniciado un intensivo mejoramiento de sus instalaciones con el propósito de captar nichos de turistas de mayores ingresos.

Se suman megaproyectos que combinan hoteles de alto nivel con desarrollos inmobiliarios (residencias de descanso) que incluyen marinas, golf y spa que han proliferado en México, República Dominicana, Panamá, Costa Rica y el nordeste de Brasil.

Los megaproyectos congregan a constructoras, inmobiliarias, entidades financieras y cadenas hoteleras internacionales, por lo que se genera más interacción entre empresas de diferente tamaño, origen y actividad, más capacidad local y mayor empleo, según el estudio de la Cepal.

México es el 10° receptor de turistas en el mundo (más de 21 millones de visitas internacionales en 2007) y es el destino más importante de América Latina y el Caribe. Recibió US$12.900 millones de ingresos asociados al turismo en 2007,  y es la tercera fuente de divisas para el país.

Pero ante signos de pérdida de competitividad (entre 2000 y 2007 bajó del 7° al 10° puesto de preferencias), sumó a los hoteles all inclusive megaproyectos hotelero-inmobiliarios integrados que incluyen condominios, complejos de tiempo compartido, residencias de descanso, marinas, campos de golf y centros de salud.

En el Caribe, el principal destino es República Dominicana donde la inversión extranjera directa (IED) en turismo (período 1993-2008) representó casi el 20% de los ingresos totales. Entre 2004 y 2008, este sector inmobiliario recibió cerca de US$2.000 millones de IED.