Baja flujo de turistas Zona Colonial

http://hoy.com.do/image/article/211/460x390/0/341C3976-3115-4A6D-843E-37AF04DDE8B0.jpeg

POR GERMAN MARTE
Los reflejos del huracán Jeanne, que azotó la región Este del país el pasado mes, aún se sienten en la Zona Colonial de Santo Domingo, donde según  propietarios de las tiendas de regalos o “gift shop” ha bajado considerablemente el flujo de turistas procedentes de Higüey debido a que las vías que dan acceso a esa provincia fueron seriamente afectadas.

De acuerdo con dueños de negocios de la vieja ciudad colonial allí no están llegando las guaguas con turistas desde Bávaro, Higüey, por lo que las ventas han caído a su más bajo nivel.

Indicaron que la mayoría de los visitantes extranjeros que vienen al país quieren conocer la vieja Ciudad Colonial, declarada por la UNESCO patrimonio cultural de la Humanidad. Y gracias al interés que despiertan las viejas edificaciones coloniales, a la zona fluyen decenas de autobuses cargados de extranjeros alojados en los complejos turístico del Este, especialmente en  Bávaro. Pero insisten que esto vio afectado luego que se cayeran varios puentes en la provincia Altagracia, dejando aislada a varias comunidades.

La situación se ha ido normalizando pero muy lentamente, aún quedan puentes y caminos por reparar y el tránsito por carretera sigue siendo dificultoso.

Durante su recorrido por la Ciudad Colonial los turistas aprovechan la ocasión para adquirir prendas de ámbar y larimar, una piedra semi preciosa que sólo existe en esta media isla, y otros regalos para llevar a sus respectivos países.

Mientras la mayoría de los dominicanos, sobre todo los del gobierno, celebra la baja en la cotización del dólar, los comerciantes de la zona colonial sienten que esto les perjudica, porque encarece sus mercancías y hace menos atractivos los precios para los visitantes extranjeros.

Alegan que en algunos casos la baja súbita en dólar les provocó pérdidas porque habían comprado mercancías con el dólar a RD$50 por uno y ahora la moneda norteamericana se cotiza a RD$33.

Afortunadamente, según los comerciantes, en la zona ha mejorado el suministro de energía eléctrica, según los comerciantes.

Ahora esperan que con el inicio de la temporada de cruceros que comenzó la semana pasada y se extenderá hasta abril, sus negocios puedan recuperar el espacio perdido tras el paso del huracán Jeanne.

FALTA MAS SEGURIDAD

Aunque muchos propietarios de negocios resaltan que en los últimos días se ha reforzado la seguridad en la Zona Colonial, otro grupo denuncia que en el lugar se ha desatado una ola de delincuencia. Estos últimos aducen que los policía aparecen cuando ya es tarde.

Caridad Vicioso, gerente de la tienda Gift Shop de Mi País, manifestó que el problema de la delincuencia es el punto más débil de la zona, “uno no dice nada a ellos (los turistas) para no ahuyentarlos”.

“Ahora mismo están acabando por esta zona, atracando. Ayer mismo hicieron un atraco en el colmado Dumé de la esquina, no hay seguridad”, dijo Vicioso.

Sostuvo que los agentes nunca aparecen en el momento que se producen los robos, porque casi siempre se concentran en el Parque Colón, en El Conde.

Manifestó que muchos comerciantes están considerando poner guardianes privados.

De acuerdo con su versión, el domingo en la zona asaltaron seis negocios a las diez de la mañana, entre ellos el colmado Dumé Colonial de la avenida Duarte esquina Arzobispo Nouel.

Según Juan Manuel, dependiente del colmado, los policías llegaron media hora después del asalto. Luego del hecho, dijo, han ido “bastante”.

También se quejó por la falta de seguridad en la zona la administradora del gift shop Ambar Blue, Ketty Abicaram, de la Arzobispo Nouel esquina Duarte, “no estamos conforme, el domingo asaltaron el colmado y ayer asaltaron otro negocio en la Duarte”.

Dijo que los agentes de Politur sólo patrullan por la calle El Conde y el Parque Colón, pero descuidan las calles aledañas.

Advirtió que la falta de seguridad podría alejar a los turistas, “hay que tomar medidas o cada quien tendrá que poner su propia seguridad o desaparecerán los negocios”.

En cambio, Claudio Tosato de la Plaza Columbus, de la calle Meriño casi esquina Conde dijo que la seguridad en la zona es muy buena.

En iguales términos se expresaron Lilian del Museo del Ambar, y Marcos Zapata, de Detalles Gift Shop.  

“Yo no creo que haya otra zona mejor vigilada que la Zona Colonial. Aquí hay policías de robo, de AMET, Politur y del Ayuntamiento”, expresó Zapata.