Bala perdida  hiere  niño de cinco meses de edad y a su tía

Un agente de la Policía Nacional hirió de bala a un niño de cinco meses de edad y a una tía del infante que al momento del hecho intentaba dormirlo en la galería de su residencia, en la calle Antonio Guzmán Fernández 42, de Los Frailes II.

El menor Andrés Mercedes Nova sufrió  heridas en la cabeza, donde aún le permanece alojado un  fragmento del proyectil, así como el ojo y brazo derechos, mientras que su tía, Norma Australia Nova, resultó herida en la cabeza, por lo que recibió tres puntos de sutura en el Hospital Darío Contreras.

El hecho ocurrió el pasado viernes a la 1:30 de la tarde, pero fue ayer cuando este diario fue enterado por familiares del menor de lo sucedido.

De acuerdo a las versiones de la familia y vecinos del sector, el   agente apodado El Topo perseguía a un presunto delincuente con el que había sostenido una discusión minutos antes, y le hizo varios disparos cuando este emprendió la huida, pero no logró herirlo.

“Yo pensé que había sido una goma de carro que se había explotado, pero al verme bañada en sangre y el niño llorando y sangrando también, pensé que nos habían matado”, manifestó Australia Nova.

Dijo que aunque el estado del menor es estable, los médicos adelantaron que tan pronto cumpla los cinco años tendrán que someterlo a  cirugía para extraerle parte del proyectil.

  De su lado, la madre del niño, Melania Nova, afirmó que aunque su hijo salvó la vida, espera que las autoridades hagan justicia y que el caso no puede quedarse impune.

“Yo espero que las autoridades no echen el caso al olvido, porque tan pronto me enteré de lo sucedido a mi hijo jamás he tenido tranquilidad”, aseguró Melania Nova.

Mientas la abuela del menor, Luz Rosario, dijo  que el hecho estuvo a punto de convertirse en una gran tragedia, porque en ese mismo momento iban pasando varios niños para la escuela Korea, que se encuentra a unos 300 metros del lugar donde ocurrió el incidente.

Manifestó que el ruido producido por los disparos fue tan estridente que muchos niños salieron corriendo despavoridos.