Ban Ki-moon pide países responsabilidad global

m1

Naciones Unidas. EFE. La crisis de los refugiados, la ratificación del acuerdo de París sobre el clima y la guerra en Siria son para el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, las grandes prioridades de su última Asamblea General al frente de la organización.
Ban, que dejará el cargo a final de año, adelantó ayer los ejes de las reuniones que la próxima semana mantendrán en la sede de Naciones Unidas los líderes de todo el mundo. La situación de los refugiados y migrantes, que se abordará en una cumbre específica el lunes, es para el secretario general una de las grandes claves de la semana. “La comunidad internacional debe unirse en un espíritu de responsabilidad compartida”, defendió Ban, que considera necesario que más países reasienten a refugiados y que más Gobiernos reconozcan los beneficios de la inmigración.
El texto que se aprobará en la cumbre, criticado por muchas ONG por su falta de ambición, es para el jefe de la ONU un gran paso adelante y dejará claro que la crisis debe abordarse desde una responsabilidad global compartida. Aunque reconoció que le habría gustado que el documento fuese más allá, Ban confió en que los Gobiernos acepten compromisos más claros durante negociación de nuevo pacto sobre refugiados.