Ban pide una coordinación fuerte y eficaz para gestionar la crisis haitiana

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/13ABEF67-5472-4501-BADB-BD73A2FB83A6.jpeg

París, (EFE).- El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, reclamó hoy a los países de la comunidad internacional “una coordinación fuerte y eficaz” bajo el liderazgo de la ONU para la gestión de la crisis humana en Haití.

“Cada nación, cada organización de ayuda internacional en el mundo entero se ha movilizado para ayudar a Haití. Nuestro trabajo es enviar esta ayuda”, explicó Ban Ki-Moon en un articulo publicado hoy por el diario vespertino francés “Le Monde”.

En este sentido, reafirmó que la comunidad internacional debe asegurarse de que la ayuda es recibida por “la gente que tiene necesidad, lo más rápido posible”, e indicó que no se pueden “guardar recursos esenciales en ‘stock’ en los almacenes”.

“No tenemos tiempo que perder ni dinero que despilfarrar. Esto exige una coordinación fuerte y eficaz -los países de la comunidad internacional deben trabajar juntos, agrupados, con las Naciones Unidas a la cabeza”, pidió el secretario general de la ONU.

Ban Ki-Moon comentó que la ONU trabaja en “estrecha colaboración” con Estados Unidos, Europa, América Latina y otros países con el fin de “identificar las necesidades humanitarias más urgentes” y agruparlas por “sectores bien definidos”, para que los esfuerzos de las organizaciones se complementen y no se dupliquen.

El mandatario de la ONU alabó el trabajo que se ha efectuado hasta el momento, a pesar de señalar que en estos casos “la ayuda nunca llega demasiado pronto”.

Así, explicó que el Programa Mundial de Alimentos (PAM) trabaja con el ejército estadounidense para abastecer diariamente a cerca de 200.000 personas, cantidad que se prevé que aumente a un millón en las próximas semanas y hasta los dos millones.

Asimismo, anunció que no será suficiente con reconstruir el país que Haití era antes del terremoto, sino que se deberá reconstruir el Estado para que tenga beneficios a largo plazo, para que en un futuro pueda crear empleo y se pueda librar de la dependencia de la “generosidad mundial”.

En relación a su experiencia sobre el terreno en Puerto Príncipe, Ban Ki Moon constató el estado catastrófico en que quedó la sede de la ONU y recogió los testimonios de los supervivientes.

“En los peores desastres, hay esperanza”, apuntó el secretario general de la ONU, que afirmó que además de las “horribles” imágenes también vio “una demostración destacada del espíritu humano” con “una extraordinaria capacidad de resistencia”. EFE