Banco Mundial aprueba donación US$25 millones Educación Haití

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/4203E488-0364-41A0-879C-6EDD9D397C14.jpeg

De los Servicios de Hoy
Washington.-
La Junta de Directores del Banco Mundial aprobó este jueves una donación de US$25 millones para Haití con el fin de incrementar el acceso a la educación primaria a niños pobres entre los 6 y 12 años, mientras mejora la calidad y responsabilidad del sector de la Educación.

El proyecto Educación para Todos apoyará la Estrategia nacional de Ecuación expandiendo el acceso a la educación primara, mejorando la calidad de la educación, y fortaleciendo la capacidad, transparencia y responsabilidad del Ministerio de Educación.

La donación de US$25 millones financiada por la Asociación Internacional para el Desarrollo (IDA, por sus siglas en inglés) es la primero de tres donaciones del programa para apoyar la educación primaria en Haití durante los próximos 8 años.

“El proyecto respalda directamente los esfuerzos del gobierno haitiano par fortalecer la gobernabilidad y aportar beneficios visibles al pueblo haitiano, dijo Carolina Anstey, director del Banco Mundial para el Caribe

“Extender el acceso a la educación en Haití no solo es esencial para mejorar el desarrollo humano y reducir la pobreza, sino también para incrementar las esperanzas entre la población, en particular, entre los  pobres, cuyos hijos serán los principales beneficiarios de este programa”.

“El sector de la Educación en Haití padece de debilidades en prácticamente todos los  aspectos, incluyendo acceso, equidad, calidad y capacidad institucional. Aproximadamente 500,000 niños entre 6 y 11 años no asisten a clases de ningún tipo, y solo la mitad de todos los de seis años ingresan al primer grado. Ochenta por ciento de todos los estudiantes del nivel primario asisten a escuelas no públicas, financiadas por familiares, asociaciones religiosas, ONG y otras fuentes. La limitación principal a la expansión de un acceso rápido a la educación primaria es la incapacidad de los padres a pagar las tarifas a las escuelas.

El proyecto respaldará la implementación de la estrategia “Educación para Todos”, en áreas específicas, como garantizar el acceso a 135,000 niños pobres entre 6 y 12 años que en la actualidad están sin educación, y financiar subsidios a los estudiantes al Ministerio de Educación (US$90 por alumno) y al Entrenamiento Vocacional (MENFP) que se desembolsará a los comités administrativos de escuelas acreditadas, para que los estudiantes pobres no vinculados actualmente a las escuelas puedan asistir a clases libre de cargos.