Banilejos son víctimas de los asaltantes y represión policial

El pais.Graficas de la Calle padre Lorenzo de Bani lugar donde fue asisinado el  coronel de la policia nacional Daniel Ramos Álvarez.Hoy/Pablo Matos  9-1-2019
El pais.Graficas de la Calle padre Lorenzo de Bani lugar donde fue asisinado el coronel de la policia nacional Daniel Ramos Álvarez.Hoy/Pablo Matos 9-1-2019

A pesar del patrullaje policial y la presencia de agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en las calles de esta ciudad, la inseguridad ciudadana y la venta de drogas sigue preocupando a amplios sectores de la población que, además denuncian represión policial.
Las acciones represivas contra el microtráfico de drogas, y los robos y asaltos que se producían antes de la muerte del coronel Daniel Ramos Álvarez, el 8 de enero de este año frente a un punto de drogas, motivaron las denuncias del senador Wilton Guerrero sobre la supuesta complicidad de agentes de la Policía y de la DNCD con delincuentes.
La nueva modalidad adoptada por las autoridades policiales y de la DNCD ha consistido en realizar acciones de patrullaje, requisas y apresamientos contra ciudadanos en horas del día y la noche,

Producto de la acción policial los jóvenes Vladimir Alberto Guerrero, alias Kikito, de 28 años, Yeison Rafael Sánchez, de 22 años y otro cuyo nombre no ha sido publicado, fueron heridos en las piernas en cuando estos “desenfundaron una arma de fuego de fabricación casera de las denominadas chilenas” para enfrentar a la patrulla policial.

También han sido víctimas del método de “investigación” la exfiscal Rosa Julia Batista, los hermanos Jordan y José Ramón Melo, además del joven Wander Rosario.
Esas personas denunciaron por separado a los medios de prensa locales que les fueron violentados sus derechos ante la intención de ponerles drogas, ultrajarlos o golpearlos. En ninguno de esos hechos hubo presencia del Ministerio Público.
La acción represiva contra ciudadanos provocó airadas protestas de conductores de vehículos y motores, estudiantes, trabajadores de la construcción, profesionales, profesores y comerciantes.
Siguen delitos. Para seguir operando los delincuentes han decidido realizar sus robos, atracos y ventas de drogas en las afueras del centro urbano y barrios donde hay un fuerte patrullaje policial para evitar ser apresados.

Además se han hecho comunes los robos en barrios de la zona sur, así como en carreteras de acceso a comunidades como Boca Canasta, El Llano, Villas Sombrero, Cañafistol, Santana, Catalina, Paya, Galeón, Cruce de Ocoa y Las Carreras-Villa Fundación.
Una de las víctimas es el ingeniero Jacobo Antonio Langa, a quien en febrero pasado desconocidos le robaron 3.7 millones de pesos cuando se encontraba en el estadio de béisbol de Sabana Buey, en momentos en que realizaba un pago a los obreros del proyecto Punta Arenas.
Los reclamos
Tras el asesinato del coronel Ramos Álvarez los banilejos realizaron marchas reclamando el cese de la complicidad con los actos delictivos, así como acciones preventivas con políticas públicas en los barrios y sectores donde los hechos delictivos eran frecuentes por el control de la venta de drogas.