Bañistas estuvieron protegidos

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/8DE8291D-81A1-4EF4-84B1-568A9B9F93DC.jpeg

Las playas  Guayacanes, Boca Chica y Juan Dolio, fueron ayer seguros escenarios que miles de bañistas disfrutaron desde las primeras horas de la mañana, en un día de Semana Santa que transcurrió sin accidentes de gravedad ni emergencia de consideración, según reportaron las autoridades.

El único inconveniente fue la falta de espacio para estacionamiento.

Los bañistas, se desplazaron a las playas desde horas de la mañana y empezaron a retirarse  a las seis de la tarde, hora en que el tránsito empezó a complicarse debido a la lluvia y al gran flujo de personas que se retiraba.

Un amplio operativo de seguridad  a lo largo de la autopista Las Américas, como también en las playas, encabezado por la Autoridad Metropolitana de Transporte, la Defensa Civil, la Policía Turística, la Cruz Roja, entre otros, estuvo controlando el tránsito, y vigilando la seguridad de los bañistas en las playas.

Salvo en Guayacanes, donde un vehículo conducido por una  persona en estado de ebriedad entró en la playa e hirió a cuatro personas, no hubo situaciones graves.

BANI NO FUE LA EXCEPCION

Las playas Salinas de Baní y La Toma de San Cristóbal no fueron la excepción, y miles de bañistas también acudieron a ellas para disfrutar del día de Semana Santa, que transcurrió sin reportes de accidentes graves.

Un amplio despliegue de organismos de socorro y policial se hizo presente a lo largo de las avenidas y en las playas para cuidar a los vacacionistas. Fue llegada la hora de la tarde cuando el flujo de vehículo en la carretera que conduce al Sur aumentó considerablemente, como también la presencia de agentes de la AMET.

Las autoridades reportaron sólo casos leves de intoxicación por ingesta de alcohol, atenciones médicas por picaduras de mosquitos y cortaduras leves. Asimismo la incautación de armas de fuego a la entrada de La Toma.