“Barbie Manía” entre furor y debate

“Barbie Manía” entre furor y debate

La fiebre por seguir los estándares de belleza de la famosa muñeca “Barbie” ha sido un punto de referencia en muchas épocas, y a unos días del estreno mundial de la película homónima, protagonizada por la actriz Margot Robbie, especialistas del sector salud, críticos de moda y belleza, además de internautas, quienes tienen un rol muy activo observando con detenimiento las transformaciones físicas en las celebridades; empiezan a preocuparse por la ultra delgadez que casualmente tienen algunas figuras del entretenimiento. Crecen los cuestionamientos de hasta qué punto es saludable estéticamente la delgadez.

En las últimas semanas internautas han encendido sus alarmas y han expuesto sobre la palestra la delgadez de la cantante Natti Natasha, así como el físico de la conductora mexicana Alejandra Espinoza, al punto de considerar que podrían estar enfermas.

Puede leer: Famosos que se dieron cita en la premiere de Barbie

La presentadora dominicana de El Gordo y La Flaca, es decir Clarissa Molina, quien ha bajado significativamente de peso y hace poco emuló uno de los vestuarios de la icónica muñeca, manifiesta sentirse cómoda en su nueva piel.

Precisó que esa criticada variación obedece a compromisos permanentes porque su cuerpo es su templo.

Para nadie es un secreto el sacrificio de alguna figuras que incluso se han sometido a procedimientos peligrosos, afanadas en lucir como reales muñecas humanas. De hecho, se rumora que la cantante mexicana Thalía se sometió a una intervención quirúrgica para extraerse costillas con el objetivo de lucir cintura de avispa y sobre su colega Ahaní se sabe que estuvo casi al borde de la muerte por un severo desorden alimenticio, obsesionada con la perfección

Aunque “Barbie” tiene muñecas con tallas más reales, se estima que su concepto original sigue intimidando a las mujeres.

Publicaciones Relacionadas