BARCELONA
Condenan jóvenes dominicanos a 17 años de cárcel por asesinato

BARCELONA, España, Abr 28 (AFP) – Tres jóvenes dominicanos mayores de edad fueron condenados el jueves a 17 años de cárcel por el asesinato en octubre de 2003 en Barcelona de Ronny Tapias, un adolescente colombiano a quien acuchillaron en cercanías del colegio secundario, según fuentes judiciales.

Se trata de José antonio Méndez, de 21 años, Johan Smith Calderón, de 20 y Sandy Benítez de 21, condenados por un tribunal de la Audiencia provincial de Barcelona por un delito de “asesinato con alevosía” y “falta de lesiones” al golpear a un brasileño que acompañaba a la víctima en el momento de la tragedia.

La magistrada Elena Guindulain, dispuso también que los agresores paguen una indemnización de 190.000 euros a los padres de Ronny Tapias, que tenía 17 años. Otros dos dominicanos menores de edad fueron condenados a ocho años de internamiento en un centro de menores y cuatro quedaron en libertad vigilada.

La acusación particular de la familia del joven colombiano pedía 20 años de cárcel para cada uno de los dominicanos mayores de edad.

La sentencia entiende que han sido probados los acontecimientos que desembocaron en el asesinato de Tapias, que comenzaron dos días antes, durante una agresión entre miembros de dos bandas callejeras juveniles violentas y rivales llamadas “Latin kings” y “Las Ñetas”.

Al día siguiente, dos de los miembros de “Las Ñetas” que afirmaron ser agredidos por la banda rival se reunieron con sus amigos y concluyeron en que parte de la banda rival estudiaba en el secundario Sant Josep de Calassans, donde se dieron cita para “desquitarse, poner respeto y vengarse”.

A la salida del colegio, Ronny Tapias, un joven tranquilo y deportista, que había venido de Colombia para reunirse con su familia hacía pocos años, fue reconocido “equivocadamente” por uno de los agresores.

Y cuando Ronny salió de un negocio de fotocopias fue asaltado por los acusados que iban armados con cuchillos. Al apuñalarlo, uno de ellos le decía “ya te avisé”.

Ronny, que no tuvo tiempo de defenderse, ni tampoco el brasileño que lo acompañaba, recibió una cuchillada que le entró por el ventrículo izquierdo y le salió por la aurícula derecha, causándole la muerte, según la autopsia.