Barrick Gold confirma suspensión temporal de actividades en mina argentina

Barr

Buenos Aires. La multinacional canadiense Barrick Gold informó hoy que suspendió todas las actividades industriales en la mina de Veladero, en la provincia argentina de San Juan (oeste), donde el pasado 8 de agosto se registró un derrame de solución cianurada.   En un comunicado, la compañía aseguró que acataron la orden de suspender la actividad por parte del gobernador sanjuanino, Sergio Uñac, y que iniciaron una serie de obras para adecuar la infraestructura del yacimiento a los requerimientos del Ejecutivo provincial para evitar nuevos incidentes.

La noticia se conoció justo un año después de que se produjera un incidente similar en la misma mina, un hecho que despertó una fuerte polémica en el país y que llevó a la Justicia a emprender una investigación por lo sucedido que sigue en marcha todavía.

En el comunicado, distribuido hoy a los medios, Barrick Gold detalló que mejorarán 7,5 kilómetros de los muros -denominados bermas- que cercan la zona donde se separa el oro de la roca a través de procesos químicos, donde ya han emprendido tareas de limpieza.   Tras la limpieza, se ampliará la altura de estas bermas con un material aislante e impermeable para impedir eventuales derrames de compuestos químicos.   Según la nota de la compañía, una vez concluidas estas tareas, se redactará un informe final que será enviado a las autoridades gubernamentales y en el que darán cuenta de todos los detalles de las actividades que se realizan en la mina.

El pasado viernes, el ministro de Minería de San Juan, Alberto Hensell, descartó en una rueda de prensa que se hubiera producido contaminación en los lugares de peligro como canales de agua después de un examen realizado en la zona por inspectores y funcionarios del Ejecutivo provincial.   Hensell explicó en declaraciones a los medios que “no se encontró presencia de cianuro en los lugares examinados” pero reconoció que la salida de material cianurado fuera del valle de lixiviación -donde se separa el oro de la roca- fue por la escasa altura de las bermas.   Según el ministro, desde el Gobierno solicitaron en numerosas ocasiones a la minera canadiense que elevara la altitud de esos muros, con el fin de evitar peligrosos desastres medioambientales.