Barrios pobres solo representan
el 8% del problema energético

http://hoy.com.do/image/article/211/460x390/0/814D2BDD-D841-4F77-A7BB-D292918F19A1.jpeg

POR GERMAN MARTE
Contrario a la percepción generalizada, los sectores pobres no son el problema fundamental para las distribuidoras de energía, pues su consumo apenas representa el 8% de la electricidad que se distribuye y que no se cobra, afirmó ayer el administrador de Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur (EDESUR), Rubén Bichara. 

“Hay una idea equivocada, muy generalizada, de que los varios carenciados son los culpables del alto costo de la energía, pero los barrios marginados sólo representan un 8% del problema nada más. Materialmente no son el problema nuestro”,  manifestó Bichara.

Subrayó que los pobres representan el 8% del problema “el otro 92% no tiene nada que ver con ellos. Podemos vivir con eso”, expresó Bichara.

Indicó que de los 614 mil clientes de las distribuidoras, 138 mil están ubicados en los llamados barrios carenciados, mientras que la otra parte se distribuye entre los sectores residenciales urbanos y rurales, y el sector industrial.

Al participar en el Almuerzo Semanal de los Medios de Comunicación del Grupo Corripio, Bichara subrayó que el gran problema lo representan el sector industrial y la parte residencial -donde vive ricos y clase media- que no pagan y quienes más consumen.

Cada vez que un industrial soborna a un empleado para que modifiquen la lectura de su contador y le cambie un consumo de RD$5 millones a RD$800 mil “está cometiendo un crimen de magnitudes extraordinaria” contra la población y el sector eléctrico, adujo el funcionario.

 Bichara, quien entiende que es el desarrollo del país el que sufre este tipo de conducta, 

explicó que los generadores le facturan a  Edenorte y Edesur unos US$50 millones mensuales, de los cuales las distribuidoras logran facturar US$35 millones. Pero de esta cantidad se cobra  el 85%.

A principio de este mes el presidente Leonel Fernández autorizó a la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales que prorroguen hasta enero el acuerdo con las distribuidoras para suministrar 20 horas de electricidad a los barrios pobres. De esas horas el gobierno se compromete a pagar 15 y las otras cinco serían cubiertas por las distribuidoras.

Bichara resaltó que la mejoría lograda desde que se inició el presente gobierno sólo se podrá mantener si la gente paga la energía.

Sostuvo que si las distribuidora no recaudan dinero suficiente para pagarle a los generadores inmediatamente se producen los apagones.

Por esa razón pidió la comprensión de la ciudadanía para lograr hacer sostenible la mejoría, “pues si no tengo con qué pagar la energía a los generadores, estos a su vez no tendrán dinero para comprar combustibles.

Destacó que la población ha respondido positivamente con el pago de la energía eléctrica, en lo que va de la presente gestión.

 El administrador de Edesur participó en el Almuerzo del Grupo Corripio acompañado de Juan Rodríguez, asesor comercial; Rafael Velázquez, gerente de Regulación; Maritza Toribio, gerente Financiero; Fernando Filpo, de Control de Gestión; Moisés Banks, asesor comercial, y Rafael Grullón, director comercial.