Barry White, un pionero del deporte en Catar

Barry White, un pionero del deporte en Catar

DOHA. AFP.  Barry White nació en Nueva York, fue internacional francés en básquetbol y actualmente reeduca a deportistas de alto nivel en Catar, habiéndose convertido en un símbolo del «savoir-faire» extranjero al servicio del emirato.

No tiene la barba ni la voz ronca de su célebre cantante homónimo, pero también ha conocido la fama y, sinceramente, no tiene nada que envidiarle en carisma, tan grande como sus dos metros de altura.

Con un ritmo pausado cuenta lo que se han encontrado cientos de extranjeros, con currículos muy largos, que los dirigentes cataríes han contratado para llevar sus ambiciones deportivas al más alto nivel planetario.

«Todos venimos de saberes diferentes, de culturas diferentes, de países diferentes. Lo que debemos hacer al llegar es dejar nuestro vestido y enfundarnos en su lugar el traje de ‘Aspetar'», el puntero centro médico de Doha especializado en medicina deportiva en el que trabaja White.

El centro médico, construido y equipado a golpe de talonario, está apenas a unos cientos de metros de la Academia Aspire, el centro de formación de campeones del emirato.   A sus 66 años, White dirige el gimnasio y aporta toda la experiencia de una vida dedicada al deporte de alto nivel.

Publicaciones Relacionadas