Basura mortifica residentes del Evaristo Morales

http://hoy.com.do/image/article/281/460x390/0/D141D331-4D97-4F2B-88A2-B340B55D46A4.jpeg

POR LLENNIS JIMÉNEZ
La basura en las esquinas de los residenciales, los frentes de las casas y calles de la urbanización Evaristo Morales, en el Distrito Nacional, mantiene en constante mortificación a sus habitantes. Negocios como los colmados han tenido que refrigerar la mayoría de los productos y artículos vendidos al detalle, como el aceite, la salsa y la mantequilla, para evitar las moscas que cubren los basureros.

Algunos colmados tienen sus puestos de venta de agua en próximos a puestos de basura, debido a la cantidad de desechos que se amontonan.

Muchas de las calles de este residencial se encuentran repletas de desperdicios.

Según propietarios de viviendas y dueños de establecimientos comerciales, el servicio de limpieza que recibe Evaristo Morales es deficiente y en ocasiones pasan más de una semana sin que se les recoja la basura.

Frente a centros educativos, la basura permanece durante varios días, como sucede al colegio el Buen Pastor.

Ayer  había mucha basura frente a torres de apartamentos como la Gil Roma XVII, en la calle Víctor Garrido Puello, vía en la que también tenían bastantes desperdicios, entre otros, en los residenciales contiguos Don Julio I y María Carola II.

Federico Vittini, residente en la calle Max Henríquez Ureña, afirma que la basura suele llegar al medio de la calle, dada la cantidad que se acumula. Dijo que para estacionar el vehículo en la marquesina, tuvo que despejar la entrada de la basura que la obstruía.

Juan Marte, quien vive en la Max Herníquez Ureña 126, sostuvo que con pala quitaban la basura de la vía pública, porque los camiones no llegaban a la zona y cuando se acercaban iban repletos.

Matilde Santana, propietaria del salón de belleza Matilde, manifestó que en El Evaristo Morales se acumula mucha basura. Expresó que tiene dificultad para atender su clientela, porque en cuanto abre la puerta, las moscas invaden el lugar. “Aunque uno quiera, no puede mantener la higiene, entonces, los perros rompen la basura”.

Ramón de la Cruz, dependiente del supercolmado J Y J, declaró que tratan de proteger los artículos dulces como puedan y los demás que persiguen las moscas los guardan en los refrigeradores. Dijo  que tuvieron que abandonar la práctica de tener el aceite en latas, por lo que ahora usan vasos plásticos para medirlo y los desechan en cuanto los usan una vez.

De la Cruz planteó que el Ayuntamiento del Distrito Nacional les envía las facturas pero aún no han pagado porque nunca les botan la basura.

Otras de las calles afectadas por basura en El Evaristo Morales son Rafael Augusto Sánchez, Víctor Garrido Puello, Virgilio Díaz Ordoñez, Melvin Jones, Luis Desangles y Rafael Bonnelly.