¡Batalla contra cambio climático, se ganará en las ciudades!

¡Batalla contra cambio climático, se ganará en las ciudades!

La batalla contra el cambio climático se ganará o se perderá en las ciudades

En Latinoamérica, Santiago de los Caballeros es elegida nueva vez como modelo de ciudad planificadora de su adaptación al cambio climático. Son los grandes centros urbanos de producción mundial y consumo de combustibles fósiles, ubicados en EUA, Europa, la India y China, los autores directos de la peligrosa variación climática. Creemos que la batalla contra el cambio climático, se va a ganar o perder en las ciudades.

Ayuntamiento, Gobierno nacional, Compromiso Santiago y Consejo para el Desarrollo Estratégico (CDES), colocaron la ciudad de los 30 Caballeros, en el mapa de adaptación climática. Se apoyaron en la asistencia técnica de USAID, BID, Fundación Rockefeller, GIZ y Agencia Francesa, entre otras entidades internacionales.

Santiago es la única ciudad dominicana con inventario de gases efecto invernadero, un plan de adaptación climática concreto y un sistema verde que crece en miles de hectáreas. La provincia tiene al 2020 alrededor de 1,050,000 habitantes. De estos, 75% reside en la ciudad. El mundo se ha urbanizado, por eso en lo urbano-rural, se imponen prioridades de acción para cuidar la seguridad alimentaria y la base natural de los territorios.

En los pasados 100 años, los sectores dominantes lograron avances sociales y colectivos increíbles en el desarrollo. Pero llevaron al límite nuestro planeta. El modelo de producción, consumo y metabolismo, es causante de pandemias, cambio climático y desigualdades. El PNUD bautiza este período como “Antropoceno” porque por primera vez en la historia, el destino del planeta está en manos de los seres humanos.

Las ciudades son vértice, vórtice y vorágine en los que concurren actividades económicas, miles de millones de toneladas de residuos, kilovatios y sobreexplotación del agua. Son los territorios decisivos donde deben implementarse estrategias de adaptación climática.

El Plan de Ordenamiento Territorial y la ley que no termina de aprobarse, deben enfocarse en reducir de 3 kilómetros cuadrados a un kilómetro cuadrado por año, el crecimiento de la mancha urbana edificada. Santiago involucrará a sus alcaldes y directores de distritos municipales colindantes, para detener entre todos, la aprobación caótica de obras físicas en lugares naturales críticos.

En las acciones siguientes de adaptación, Santiago avanza. Optimización de gestión de residuos y eco-parque de Rafey. Saneamiento y conexión integral del agua residual; mejora de gestión eléctrica con eficiencia del alumbrado público; programa de producción limpia en empresas; auditorías energéticas en parques empresariales y gestión de buenas prácticas para el uso eficiente de la energía en edificios públicos.

Igualmente, en la aplicación de biodigestores de manejo de residuos y heces fecales de animales bovinos y porcinos; impulso de la reforestación de cuencas hidrográficas para promover los procesadores naturales de gases; fomento de la energía solar en parques empresariales y energía fotovoltaica en edificios residenciales.

Por primera vez en la historia, el destino del planeta está en manos de los seres humanos