Bélgica sigue bajo alerta; identifican pareja suicida

M1

BRUSELAS, Bélgica
AP
Los belgas iniciaron el miércoles tres días de luto por las víctimas del aeropuerto y el metro de Bruselas, y el país continuaba en alerta mientras las autoridades buscaban a un sospechoso visto en un video de vigilancia con otros dos que se inmolaron.
Varias personas al parecer vinculadas con los ataques estaban prófugas y el nivel de alerta en el país permanecía al máximo, lo cual significa que existe la amenaza inminente de otro ataque inminente, dijo Paul Van Tigchelt, director de la comisión antiterrorismo de Bélgica. Reinaba un ambiente de perseverancia mezclada con la ansiedad porque hay todavía terroristas sueltos.
El fiscal federal belga Frederic Van Leeuw identificó a dos de los atacantes como hermanos: Ibrahim El Bakraoui, uno de los que se inmoló en el aeropuerto, y Khalid El Bakraoui, que atacó el tren subterráneo. Ibrahim El Bakraoui había sido capturado en junio en la frontera sirio-turca y deportado al mes siguiente a Holanda, dijo un funcionario de la oficina presidencial turca. Turquía dijo que advirtió a Bélgica y Holanda que era un “combatiente terrorista extranjero”.
El funcionario, que habló bajo la condición de no ser identificado por no estar autorizado a informar a la prensa, dijo que las autoridades holandesas lo dejaron en libertad porque los belgas no pudieron demostrar que tenía lazos con el terrorismo.
Los detectives allanaron el vecindario de Schaerbeek, en Bruselas, y hallaron una computadora en un recipiente de basura callejero, con una carta escrita por Ibrahim El Bakraoui diciendo que se sentía inseguro y que temía ser encarcelado. En un allanamiento de un apartamento donde los hermanos se habían quedado, la policía halló también 15 kilos de explosivos TATP, clavos y materiales para la fabricación de bombas, dijo el fiscal. Van Leeuw dijo que las autoridades desconocen aún las identidades de dos hombres fotografiados junto con Ibrahim El Bakraoui en el aeropuerto. Dos de los hombres eran atacantes suicidas; el otro es un hombre en un abrigo color claro y sombrero negro que huyó.