Bélgica vence a rusia y clasifica a octavos

Mundial de Fútbol 2014

Río de Janeiro. Una genialidad de Eden Hazard, culminada por el juvenil Divok Origi, fue todo lo que necesitó Bélgica para sumar tres puntos ante Rusia, clasificarse a octavos y poner contra las cuerdas al equipo de Fabio Capello, que llegará a la última jornada con un único punto. En un flojo partido, escaso de ritmo y con pocas ocasiones, Hazard fue lo único destacado. Despertó a tiempo, cuando apenas quedaban tres minutos y fabricó la jugada del gol. Rusia, mientras, ofreció muy poco para lo que se espera del país que acogerá el próximo Mundial, el que paga más generosamente a su seleccionador.

Bélgica se siente favorita. Y esa es una buena noticia, porque tiene jugadores de calidad y puede aportar aire fresco, pero aún parece un equipo a medio hacer.

Tiene la idea de jugar en campo contrario, pero le falta ajustar las líneas y, sobre todo, encontrar quien filtre el último pase a Romelu Lukaku, el delantero pretendido por Juventus y Atlético que parece una isla.

Ese debiera ser Eden Hazard, el díscolo jugador del Chelsea que se atrevió a cuestionar los planteamientos de Mourinho, pero tirado a la banda izquierda apenas entró en juego en todo el primer tiempo. Rusia, al contrario, tiene las ideas claras. Aplica el plan con el que Fabio Capello ha hecho carrera; llegar lo más rápido posible al área contraria, sin importar la forma, con un pelotazo o un robo de balón.

Y eso le bastó para crear más peligro que los belgas hasta el descanso. Obligó a emplearse en tres ocasiones, siempre con acierto, a Thibaut Courtois, y hasta pudo reclamar un penalti de Toby Alderweireld sobre Maksin Kanunnikov, en el minuto 24. No estuvo afortunado el defensa del Atlético de Madrid, lateral derecho en su selección y superado en todo momento, durante el partido.