Belinda es toda energía con su “Fiesta en la azotea”

http://hoy.com.do/image/article/49/460x390/0/AE92DBC8-FB21-483B-B1D5-478DBC65C4DC.jpeg

POR REYES GUZMÁN
Belinda demostró porqué es la artista juvenil de más impacto del momento, cuando el sábado llenó de energía, ritmo y baile todo el salón La Fiesta del hotel Jaragua, donde el público disfrutó el espectáculo “Fiesta en la azotea”.

Diecisiete temas fueron suficientes para que infantes y adultos se contagiaran de su voz y del poder escénico que tiene Belinda, quien se hace acompañar por seis músicos, dos coristas, un rapero y un cuerpo de baile de ocho jóvenes que le aportan lo suficiente para presentar un show de calidad y variedad.

Todo comenzó a las 9:20 con proyección en varias pantallas de un recorrido visual por azoteas, para luego pasar un drama con la actriz y cantante en compañía de una amiga colegiala. Recibe una llamada y es invitada a una fiesta, la que ella misma protagoniza con soltura y bastante dominio. Es una artista completa, que está bien orientada para dar lo máximo y recibir la mejor respuesta de sus fans. Contó la historia de su vida artística, con el éxito en tres telenovelas, importantes premios y actuaciones en los principales teatros.

El gigante escenario de La Fiesta fue adornado y ambientado como una azotea. Belinda, quien escribe sus canciones, le canta al amor, a la esperanza, a los sueños y a la realidad. En las líneas del pop, rock, flamenco y el rap, vacía el repertorio, mientras los aplausos y las reacciones aumentan.

“Boba niña nice”, “Cómplices al rescate”, “Amigas para siempre”, “Aventuras en el tiempo”, “De niña a mujer”, “Dónde iré yo”, “Princesa”, “No entiendo”, “Be free”, Lo siento” y “Mi ángel”, son algunos títulos de sus canciones. Se lució al interpretar el tema central de la película Titanic, “Mi corazón se irá contigo”. Tiene condiciones para las canciones románticas y suaves, pero enciende más los ánimos con las movidas.

Con estilo de hablar pausado, le preguntó al público cómo la estaban pasando y expresó alegría por volver a República Dominicana. (La primera vez fue para promocionar el espectáculo).

Para una mayor visión del público se colocaron las sillas a todo lo ancho del salón, unas tras otras, sin mesas, lo que permitió sacarle mayor provecho al espacio. Fue un lleno total.

CONTRAPARTE

El grupo Entre Nos se ha convertido en el favorito como anfitrión y al abrir la función del sábado mereció aplausos y positivos comentarios. Con cuatro temas sus integrantes reflejaron que trabajan con disciplina, que no necesitan vestir y lucir como otros lo hacen para proyectarse en el rock o en el pop. Pautado para las 8:30, inició diez minutos más tarde con títulos como “Ni tú ni nadie”, “Terremoto en Sosúa” y “De paseo”.

El cantante inteligentemente pedía aplausos para Belinda, lo que lograba mejor sintonía para reflejar humildad y respeto. Entre Nos tiene carta de triunfo.

COSITAS Y COSOTAS

– En el pasillo de entrada una señora le pidió favor a una joven para que se pusiera en la fila y la malcriada le dijo: “vieja asquerosa”. La educación hogareña está en el suelo.

– Muchos padres complacieron a sus pequeños y los llevaron a ver a Belinda. Ellos también gozaron.

– Desde las 4:00 de la tarde algunas madres trataban de entrar. Una señora muy sudada lo disfrutó más que sus hijas.

– El primer vestuario de Belinda despertó la curiosidad: un pantalón cubriéndole sólo una pierna, para en la otra tener una media negra. El signo de paz y amor fue notorio.

– La artista hace seis cambios de ropa, mientras va de lo suave a lo movido y el público le brinda aplausos.

– Dos del cuerpo de baile hacen un show de equilibrio, saltos y fuerza. Se lucen, como también los demás que montaron impresionantes coreografías.

– Las coreografías son elementos importantes en todo el espectáculo “Fiesta en la azotea”.

– Seis músicos y la secuencia dan el sonido de toda una orquesta. ¿Dobló Belinda un par de canciones? Creemos que sí.

– El espectáculo se apoya bastante en los videos con la historia de Belinda, quien en su discurso habla de la libertad y el respeto. Agradeció el patrocinio de Distribuidora Corripio.

– No todo es felicidad, le falló el micrófono al rapero.

– El percusionista dejó los instrumentos para montar bicicleta y al final subir a la artista, quien al presentar a los músicos tocó batería. “La batería es mi instrumento favorito”, comentó.

– Con la interpretación del tema de la película “Titanic” llegó al corazón de los adultos. Tiene dominio.

– Como hacen algunos presentadores locales, preguntó dónde estaban los hombres y las mujeres.