Belleza e inspiración poética en el Centro Salesiano de Jarabacoa

Los que participamos en el X Festival de la Poesía en la Montaña, que se celebró en Jarabacoa, estuvimos en contacto con el paisaje natural del  Centro Salesiano, de Pinar Quemado, que le sirve de sede.

Ese lugar, como su nombre lo indica, pertenece a la congregación  de Salesianos Don Bosco,  y  es cedido para ser usado para diversas actividades tanto religiosas como culturales.

Allí se celebran encuentros, retiros, campamentos en los meses de verano y cada año es sede del Festival de Poesía en la Montaña que organiza Taty Hernández con la presencia de poetas del país, tanto residentes como de la diáspora, y extranjeros.

Está ubicado en la carretera de Manabao de ese municipio de La Vega, que se le conoce popularmente como el lugar “donde siempre es primavera”, tanto por sus condiciones naturales, como por sus flores.

Por detrás pasa el río Yaque, y  hay un balneario podríamos decir que privado, donde los visitantes pueden bañarse. Por dentro pasa una cañada que nutre de agua potable a los vecinos del lugar.

El Centro  posee todas las condiciones naturales para ser un lugar paradisíaco. Tiene varias edificaciones que están rodeadas  de hermosos jardines con una gran variedad de flores.

Sus instalaciones están diseñadas de tal modo, que puede con concurrir simultáneamente varios grupos sin  ser afectados uno por el otro. Posee una vasta extensión de pinares que se utilizan como árboles maderables y son reemplazados por otros, de manera que no se afecta la ecología.

También posee viveros y numerosos árboles frutales. Su temperatura es siempre fresca, como lo es en la mayoría de esa zona.

A la entrada, a la izquierda, está el  Parque Poético Clima de Eternidad, sembrado con  algunas variedades de flores y de caoba hondureña que ya han ido creciendo. Ese espacio fue inaugurado hace tres años y tienen tarja allí José Rafael Lantigua, Federico Jóvine Bermúdez,  José Mármol y Ángela Hernández.

En los próximos años se irán agregando otras tarjas y el lugar será dotado de bancos, que ya fueron prometidos por el Banco Popular Dominicano

Desde las  instalaciones del Centro Salesiano se avista el hermoso paisaje de Jarabacoa, donde la verde montaña es siempre la protagonista. 

En ese lugar se respira paz y, sin lugar a dudas, es ideal para la inspiración poética. Está dirigido por el hermano Leonel  Cuesta.